El Banco de Alimentos recibió 7,5 toneladas de atún rojo en 2017

  • La donación fue posible por la colaboración entre los veterinarios, la Guardia Civil, la subdelegación del Gobierno y Petaca Chico

El Banco de Alimentos del Campo de Gibraltar, ubicado en Algeciras, recibió en 2017 la donación de casi 7,5 toneladas de pescado procedente de aprehensiones por capturas ilegales realizadas en la Bahía de Algeciras. De los 7.492,8 kilos, 7.476 eran de atún rojo, un total de 208 unidades.

Todo el pescado procede de capturas realizadas de forma ilegal. El producto se hubiera perdido si no fuera por la colaboración institucional que mantienen desde hace tres años la Guardia Civil, la Subdelegación del Gobierno en Cádiz, el Colegio de Veterinarios de Cádiz, Petaca Chico y el Banco de Alimentos. Esto ha permitido que el alimento haya podido llegar con todas las garantías sanitarias a los comedores sociales.

Para que el pescado decomisado pudiera ser aprovechado por el Banco de Alimentos era necesario garantizar que este producto perecedero llegaría al comensal con todas las garantías higiénico-sanitarias. Por eso se creó un protocolo de actuación, único en el país, entre todas las partes implicadas. Ese ha sido el mérito de las instituciones que forman parte de esta iniciativa, promovida por el Colegio de Veterinarios de Cádiz.

En julio de 2015, gracias a la colaboración de la dependencia de Agricultura y Pesca de la Subdelegación de Gobierno central en Cádiz y el empeño de del Colegio de Veterinarios de Cádiz y el Banco de Alimentos, lograron poner de acuerdo a todas las partes implicadas para posibilitar que las mercancías decomisadas por pesca ilícita pudieran donarse directamente a los bancos de alimentos de forma legal.

El protocolo se activa en cuanto se produce una incautación procedente de pesca ilícita. Los agentes de la Guardia Civil avisan al Banco de Alimentos para que acudan de forma inmediata a recoger la mercancía. Mediante un vehículo frigorífico esta es trasladada a las cámaras frigoríficas de la empresa colaboradora, Petaca Chico, entidad privada radicada en Conil que participa en la iniciativa de manera altruista y lleva a cabo los controles junto a los veterinarios.

Una vez que la mercancía recibe el visto bueno, se expide documento de trazabilidad y es trasladada a las instalaciones del Banco de Alimentos o a centros benéficos. Allí reciben el pescado, junto a los documentos en los que figuran los resultados de los controles realizados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios