Promotor de eventos musicales

Miguel Rodríguez

  • El gaditano augura que este verano puede ser “el mejor de su vida”

Comentarios 2

Quizás se ha dejado el pelo un poco más largo, y también las barbas, desde aquel verano de hace cinco o seis años cuando lo conocí. Pero Miguel Rodríguez, uno de los promotores más inquietos y comprometidos de nuestra provincia, mantiene la misma mirada firme y el mismo piquito de oro. En 2008, con 37 años, se enfrenta al que puede ser “el mejor verano” de su vida. El de la puesta en marcha de su promotora, La Silla Verde (en colaboración con No Time Comunicacion), artífice, entre otros, de los conciertos de Caetano Veloso, Dulce Estrella y Chambao en el Castillo de San Sebastián, en Cádiz.

La Silla Verde, ¿es usted ecologista?

—Bueno, la verdad es que sí, pero el tema de llamar a la empresa así es por descontextualizarla de lo musical. La guitarra verde hubiera sido un nombre muy típico para una empresa de eventos musicales, ¿no? Se me ocurrió lo de la silla porque es un lugar para sentarte, donde estás cómodo. Además me gusta el color verde.

Verde esperanza, ¿tiene muchas?

—Muchísimas. Este puede ser el mejor verano de mi vida.

Vanguardia, transgresor, tendencia, alternativo... ¿Cuántas veces al día escucha esos términos?

—Muchísimas. Cuando una empresa joven comienza, y es un poco diferente a las que ya hay, se les pone esos adjetivos. Pero no me molestan.

¿Es usted la prueba viva de que se puede trabajar en una empresa ‘modernita’ sin llevar gafas de pasta?

—Sí. Pero no creas, hay otras tribus en esto. Además de los gafa-pasta están los perro-flauta, por ejemplo... Bueno, ahora los gafa-pasta se están dejando barba, como yo, ¿eh? Yo las llevo ahora porque me piropearon dos o tres veces cuando me las dejé.

¿Cuál es la mejor zona para ver un concierto?

—Más o menos al centro del escenario pero lo más atrás posible. Justo donde están los controles de sonido. Y si puedes, cuélate en ella.

¿Dónde hay más espectáculo en el escenario o en la trasera?

—En el escenario, siempre. Menos si cantan Los Delinqüentes o Muchachito que son fantásticos encima, detrás o enfrente.

¿A cuánta gente has tenido que matar o sobornar para traer a Caetano Veloso a Cádiz?

—A poca porque es un hombre muy querido y, tengo que decirlo, el Ayuntamiento de Cádiz se ha volcado, pero sí es cierto que nos ha costado mucho porque sólo tiene cuatro fechas en España y una es Cádiz. Bueno, pero a más de uno hubo que explicarle quién era.

¿Qué suele escuchar en casa?

—Mucho jazz, rock americano pero tranquilo... En casa me gusta la música tranquila y escucharla bajita, no muy fuerte, vamos, que no tengo problemas con los vecinos.

¿Tocas algún instrumento?

—Ni las palmas.

Sexo, droga y rock and roll, ¿sigue siendo así?

—A mí me gusta pero se ha perdido un poco.

Pues cambie lo que necesite

—Uff, qué difícil. Yo el rock and roll lo dejaría, con las drogas no hay que pasarse, el sexo... Venga: Sexo, cervecitas y rock and roll.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios