algeciras

Tradición y elegancia

  • El buen tiempo permite disfrutar de la cofradía en plenitud. El cortejo exhibe una sobriedad inigualable

Desde las horas previas a la salida procesional, la calle Muro ya estaba llena de público. En la misma calle, los hermanos nazarenos, con su correspondiente tarjeta de sitio, accedieron a la Casa de Hermandad con objeto de que se organizaran correctamente los tramos que constituían el cortejo de esta hermandad. Incluso, media hora antes de la salida, los hermanos estaban distribuidos en los diferentes tramos dentro de los portales anexos a la capilla. Los nervios y las emociones fueron las notas predominantes en todos los preparativos de tan esperada procesión. Porque, desde el año 2015, el Tercio Duque de Alba (II de la Legión) realiza la escolta de la cruz de guía y deleita al público que se congrega por las calles con sus famosas canciones y pasos compenetrados.

Cuando se habla de la hermandad de Columna y Lágrimas, es inevitable hacer alusión a su carácter eminentemente algecireño. La Virgen de las Lágrimas es patrona de la Policía Local. Curiosamente, el próximo 31 de marzo se cumplirán veinte años de su nombramiento. De este modo, la escolta que le realizan algunos efectivos del cuerpo, ataviados con una vestimenta similar al tradicional traje de los escopeteros, junto a los agentes vestidos de gala, ha tenido un significado especial este año.

El carácter religioso de este desfile procesional no sólo se proyecta por las calles del centro histórico.

También es un ejercicio espiritual en el que cada uno de los hermanos busca un encuentro con sus propias creencias. Con el objetivo de darle un mayor recogimiento al momento de la salida, en el interior de la Capilla de Europa, el cantante algecireño José Barberán, acompañado por el violinista y profesor de la Escuela Municipal de música, danza y teatro José María Sánchez Verdú, Daniel Valencia, interpretaron el Ave María de Schubert. Cada nota musical se convirtió en un instante de oración ante María Santísima de las Lágrimas.

El lema acuñado por la hermandad en sus redes sociales, #túhacescolumna, parece que va consolidando al colectivo cofrade dentro de la Semana Santa de Algeciras. Para este Lunes Santo, la Columna ya contaba con 784 hermanos implicados en muy diversos grupos: cuadrilla de costaleros,grupo infantil,etc. A su vez, en el desfile han participado un total de 488 hermanos para acompañar a sus titulares.

Junto al desfile de la Legión española, la banda de cornetas y tambores "Nuestro Padre Jesús Nazareno" de Arahal acudió a la capilla tras realizar un desfile por la Plaza Alta en el que pudo dejar al público con una primera impresión de sus sones musicales. A las 19:30 horas, tras la realización de los tres golpes de rigor por parte del jefe de procesión de la cofradía, se abrieron las puertas de la Capilla de Europa.

Posteriormente, la cruz de guía hizo acto de presencia bajo los sones de la música interpretada por la banda de música "Villa de Osuna" de la localidad ursaonense.

Quince minutos después de la aparición de los primeros nazarenos, se produjo la salida del primer paso. Jesús atado a la columna, junto a un sayón y un romano que se encargan de asestarle golpes camino del madero, se asomó por las puertas de la capilla. Las maniobras de los costaleros fueron un ejemplo de maestría y eficacia. Tras la Marcha Real, el misterio se adentró en la Plaza Alta. En una revirá cadenciosa, el paso de cristo se dirigió a la calle Radio Algeciras a los sones de la marcha El Desprecio de Herodes.

Después de volverse a levantar el paso, la trasera del mismo se perdió de la vista de gran parte del público que presenciaba la salida para adentrarse en General Castaños. Este año, dicho paso ha continuado con el gran proyecto de la junta de gobierno actual. Entre los estrenos de la cofradía, destaca la cuarta fase del paso de misterio, consistente en el tallado de la trasera del paso y su respectiva crestería, así como el tallado del respiradero delantero y el resto de respiraderos en bruto y calado. Todos los trabajos de la talla en madera están siendo ejecutados por los talleres de José Manuel Rodríguez Melo de Gines (Sevilla). Estos estrenos patrimoniales son una muestra del intenso trabajo realizado por esta junta de gobierno dirigida por Ignacio Montoro, que finaliza su periplo como hermano mayor de la hermandad tras ocho años de mandato.En torno a las 20:15, tras la sucesión de tramos de nazarenos con alusiones marianas, tuvo lugar la salida del paso de la Virgen de las Lágrimas. En ese instante, se podía vislumbrar que, en el fondo de la capilla, la Virgen de Europa presidía una de las capillas laterales. Una vez entonados las notas celestiales del "Ave María" en el interior de la capilla, las Lágrimas comenzó a deslumbrar con su mirada al público. Para que se diera esa estampa, los costaleros realizaron duras maniobras, entre ellas la ejecución de la salida sin las patas del paso y la realización de las maniobras agachados y "a pulso aliviado".

Columna y Lágrimas, Lágrimas y Columna. El orden de los titulares no altera el resultado: una belleza única. Una vez producida la estación de penitencia, la Carrera Oficial, el barrio de San Isidro y la Plaza Alta fueron testigos de excepción de un ejercicio de espiritualidad, fe y espectáculo. Esta hermandad siempre es un reflejo de los sentimientos de Algeciras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios