El Prat, Málaga y ahora Jerez

  • El aeropuerto se erige en la tercera instalación de su índole del país con conexión ferroviaria · La inauguración del nuevo apeadero reúne a representantes políticos de todas las administraciones

Comentarios 79

El apeadero de ferrocarriles del aeropuerto de Jerez entrará hoy en funcionamiento después de que ayer por la mañana el ministro de Fomento, José Blanco, lo inaugurara. El ministro y portavoz del Gobierno de la nación acudió acompañado por el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, así como de la alcaldesa de Jerez, la popular María José García-Pelayo. Todos ellos coincidieron en señalar la importancia que tiene dicha estación para cohesionar la provincia, prestar servicio a 700.000 habitantes y potenciar un aeropuerto que, como es sabido, no vive sus mejores momentos.

La oferta diaria se completará, por el momento, con ocho trenes, cuatro en cada sentido, los cuales llegarán al apeadero del aeropuerto a las 7:01, 8:01, 13:11 y 19:06 horas y saldrán rumbo a Cádiz (tras parar en Jerez, El Puerto, Valdelagrana, Las Aletas, Puerto Real, San Fernando y Cádiz, estaciones urbanas incluidas) a las 7:20, 8:20, 13:20 y 19:25 horas. A este servicio se unirá el de dos trenes de media distancia (ida y vuelta), que serán los que salgan de la estación de Sevilla-Santa Justa a las 17 horas (el cual llegará al aeropuerto de Jerez a las 18:02 horas) y el que haga lo propio de la estación Cádiz a las 15:00 horas (que parará en el apeadero a las 15:45 horas).

Los precios de los diferentes billetes (lógicamente más caros cuanto más lejos se encuentre la localidad de origen) estarán comprendidos entre los 1,45 euros que costarán si se parte desde Jerez y los 3,40 euros si se adquieren en la estación de Cádiz. Según informó el ministerio de Fomento, las plazas ofertadas a diario ascenderán a 3.200, un número sobrado con creces para prestar servicio en el aeropuerto.

Uno de los grandes logros de esta nueva infraestructura radica en que el aeropuerto de Jerez se erige en la tercera instalación de su tipo de todo el país a la que se puede llegar en ferrocarril. Hasta el momento tan sólo había dos aeródromos con este servicio, que son los de Barcelona-El Prat y Málaga-Costa del Sol. 

La inauguración del apeadero del aeropuerto, que se vivió como un día ciertamente grande, reunió a buena parte de la clase política nacional, andaluza, provincial y local con raíces en la zona. El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, llegó a la plaza de la Estación de Jerez a las 10,23 horas de la mañana. Lo primero que hizo el presidente andaluz fue dirigirse con gran rapidez a dialogar con los 70 trabajadores de Visteon que protestaban bajo intensa vigilancia policial y con cacerola y sirenas en las manos contra el cierre de la factoría en la que se ganan la vida. Unos minutos antes que Griñán había hecho lo propio Francisco Menacho, consejero de Gobernación, que fue el primero en contactar. "Estamos con vosotros", le dijo el consejero a los trabajadores. "A ver si se nota", le replicaron los portavoces del colectivo. Por entonces, otro grupo se aprestaba a cortar la carretera de acceso a 'La Parra'.

Tras hablar con los trabajadores se produjo la anécdota de la mañana. La comitiva se encaminó hacia el interior de la estación de Jerez para tomar el tren de Cercanías que llevaría a los representantes públicos, periodistas e invitados hasta el nuevo apeadero. Fue entonces, cuando se iba a traspasar justamente la puerta de la centenaria estación jerezana, cuando alguien se percató de algo realmente importante: faltaba el ministro, José Blanco, que aún no había llegado. Tocó esbozar sonrisa, dar vuelta atrás y esperar al representante y portavoz del Gobierno de Rodríguez Zapatero.

El ministro José Blanco aterrizó en el aeropuerto de Jerez y se dirigió en coche oficial hasta el centro de Jerez, a donde llegó a las 10,33 horas. Nada más bajarse también tuvo la intención de dialogar con los trabajadores de Visteon, si bien el presidente de la Junta de Andalucía le señaló que él ya los había atendido.

Esta vez sí, la comitiva puso rumbo al tren, que en apenas nueve minutos llegó al aeropuerto. Fue allí, en el mismo andén, donde se aportaron las explicaciones oportunas acerca de un proyecto que ha costado 11,3 millones de euros. Los trabajos, informó un representante de Infraestructuras Ferroviarias, se incluyen dentro de las obras de la línea de alta velocidad Cádiz-Sevilla. Es más, se considera un espacio realmente importante para ser aprovechado como apeadero y como 'apartadero' de trenes. No en vano, el apeadero dispone de dos vías donde es posible aparcar un convoy mientras otro, más rápido, pasa por la vía. Cabe destacar que de los referidos 11,3 millones de euros de inversión 300.000 han sido destinados a dotar de mobiliario a la nueva estación. El mismo se conforma de rampas, ascensores, sistema de control de acceso, máquinas de autoventa de billetes y todo tipo de facilidades para personas con movilidad reducida. En este sentido cabe señalar que todos los trenes que prestarán servicio en la línea (tanto los de Cercanías como los ya referidos de Media Distancia) serán accesibles para personas con problemas de movilidad a través del coche central, el cual desplegará una rampa.

Como es fácil imaginar, numerosos representantes de las administraciones públicas se dieron cita en el acto. Además de Blanco y Griñán estuvieron presentes cuatro diputados nacionales, los socialistas Salvador de la Encina y Mamen Sánchez, y los populares Aurelio Sánchez y Aurelio Romero; dos consejeros, Josefina Cruz Villalón (Obras Públicas) y Francisco Menacho (Gobernación), el delegado del Gobierno en Andalucía, Luis García Garrido, así como cargos provinciales tales como el presidente de la Diputación, José Loaiza, el delegado de Obras Públicas de la Junta, Pablo Lorenzo, o el delegado de la Junta, Jiménez Barrios, entre muchos otros, además de representantes del área técnica, como el director general de Infraestructuras Ferroviarias, Carlos María Juárez . 

La representación local jerezana recayó sobre la alcaldesa de Jerez, María José García-Pelayo, que acudió arropada por concejales como Antonio Saldaña, Javier Durá o Antonio Real. También hubo representantes de otros partidos, como fue el caso de las socialistas Miriam Alconchel y Ainhoa Gil, así como el ex alcalde Pedro Pacheco.

Para terminar, cabe destacar que  tanto el ministro de Fomento como el presidente de la Junta se  negaron en todo momento a responder pregunta alguna a los periodistas allí congregados.

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios