Tiroteo mortal en el marquesado Pocas novedades en la investigación policial

La Policía no localiza a los dos asesinos de El Marquesado pero sí un coche sospechoso

  • La investigación se decanta por el ajuste de cuentas y por el uso de una sola escopeta en los tiroteos · Barroso dice que la inseguridad en este núcleo no es mayor que en otras zonas

La Policía Nacional no ha dado todavía con los dos autores del doble tiroteo mortal ocurrido la madrugada del sábado en dos viviendas diferentes del núcleo rural de El Marquesado, en Puerto Real, y que acabó con la vida de la joven Tamara Leyton Agüera, de 19 años de edad.

La investigación, que se coordina desde la Comisaría Nacional de Policía de El Puerto, sí está investigando un vehículo sospechoso encontrado la tarde del sábado en la parte trasera del Hospital puertorrealeño y que tenía sus puertas abiertas. Aunque no se descarta que se tratara de un intento de robo o incluso de dos dementes que buscaran experimentar las sensaciones de matar a inocentes, la Policía sigue manteniendo el ajuste de cuentas como posible móvil del crimen.

La única luz, aunque mínima, que ha aportado hasta ahora esta investigación policial es el hallazgo de un turismo Seat León de color azul oscuro que fue encontrado la tarde del sábado en las inmediaciones del Clínico y que la Policía sospecha que puso ser utilizado por los dos autores del doble tiroteo.

No se descarta por tanto que este vehículo, que fue robado, fuera el que utilizaron los autores del crimen para abandonar El Marquesado tras los tiroteos, lo que vendría a confirmar la versión de testigos presenciales, que apuntaron que vieron huir a los dos sospechosos en un turismo de color oscuro en dirección hacia el casco urbano de Puerto Real.

Este vehículo sigue siendo inspeccionado de manera minuciosa por agentes de la Policía Científica y de la Unidad contra la Delincuencia Especialmente Violenta (UDEV) de la Comisaría Provincial, que buscan cualquier tipo de pruebas para dar con la identidad de los dos sospechosos.

Al parecer, un trabajador del hospital que acababa su turno de tarde ha asegurado a los agentes que vio bajarse del vehículo a dos jóvenes, uno de los cuales llevaba unas bermudas también oscuras.

Ayer también trascendió que apenas una hora después del segundo tiroteo -el del carril Zurraque ubicado entre El Marquesado y la zona de La Chacona- la Policía ya había registrado otro vehículo sospechoso que estaba aparcado en el polígono industrial de Tres Caminos -entre Puerto Real y San Fernando- aunque terminó siendo una falsa alarma.

Asimismo, y a la vista de los numerosos casquillos recogidos en el lugar de los hechos, la Policía da por hecho que los asesinos sólo utilizaron una escopeta de caza y que la munición usada era la del calibre número siete, similar al empleado por los cazadores para abatir conejos.

Por su parte, el alcalde de Puerto Real, José Antonio Barroso (IU), lanzó ayer un mensaje de tranquilidad a los vecinos de El Marquesado, asegurando que el tiroteo mortal vivido la madrugada del sábado fue "un hecho aislado" y que en esta pedanía, al igual que en el conjunto del municipio puertorrealeño, "no hay una inseguridad ciudadana mayor que la que puede haber en otras ciudades de nuestro entorno".

Barroso recordó que el Ayuntamiento que él preside lleva muchos años reclamando una Comisaría de Policía propia aunque consideró "una bajeza" que se utilice el asesinato de El Marquesado para reiterar esta reivindicación. En este sentido, aseguró que el tiroteo de la madrugada del sábado "no se podría haber evitado ni aunque contáramos ya con esa Comisaría", aunque a renglón seguido mostró su satisfacción "con la rapidez y la diligencia con la que actuaron las policías Local y Nacional nada más tener conocimiento de lo que había sucedido".

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios