Camioneros de Ubrique se hacen oír por el cierre de la escombrera

  • Una treintena de vehículos participó en una marcha que recorrió las calles del municipio en señal de protesta con pancartas y haciendo sonar sus bocinas

Los transportistas del sector de la construcción de Ubrique iniciaban ayer sus protestas por el cierre de la escombrera municipal, que se encuentra colmatada. Como se había anunciado, casi una treintena de camioneros participaban en una marcha que recorrió varias calles de la localidad haciendo sonar sus bocinas y portando pancartas en sus vehículos.

Poco después de las doce del mediodía partía una comitiva formada por varias decenas de vehículos, entre los que se podían distinguir camiones, distinta maquinaria y furgonetas. Tras concentrarse en la zona de Hipersol, bajaban hacia la Plaza de la Estrella en un recorrido que repitieron en distintas ocasiones por la carretera de Cortes hasta la salida de la localidad.

Los manifestantes reclaman una alternativa a la clausura de la escombrera, y rechazan tener que desplazarse hasta otros puntos de la comarca. "Han tomado la decisión más cómoda", señalaba en referencia al equipo municipal de gobierno Ángel Toro, uno de los camioneros que tomaba parte ayer en la protesta, y que criticaba la falta de comunicación del Ayuntamiento a la hora de decidir el cierre. "Nos eliminan este servicio y como solución sólo nos dicen que llevemos los escombros fuera", denunció.

Según los cálculos de los manifestantes, esta situación puede estar afectando en la actualidad a casi medio centenar de pequeñas y grandes obras en Ubrique. "No queremos reuniones, sino soluciones", subrayaban ayer, explicando que cuando llevan sus residuos a las escombreras de los alrededores les niegan el acceso después de varios servicios, por temor a que sus instalaciones también agoten su capacidad. Señalan que ya en el pasado "la escombrera se cerró alguna vez y volvió a reabrirse durante varios meses". Por ello, como solución apuestan por la construcción de una planta de reciclaje de escombros en la zona. Asimismo, los manifestantes advierten que si no hay una salida rápida al conflicto volverán a las protestas.

Desde el Ayuntamiento de Ubrique reconocen que la solución no sería a corto plazo e instan a los transportistas a llevar los escombros hasta las plantas de las localidades de Arcos o Villamartín, "aunque eso les suponga un mayor coste". "Allí tienen la obligación de recibirles si pagan sus correspondientes tasas como todo el mundo, pero en caso contrario tendrán que acudir a la escombrera mancomunada de Diputación", indicaba el delegado municipal de Urbanismo, José Antonio Bautista.

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios