Capitanía Marítima pide a la Junta más control sobre las mejilloneras

  • Julio Berzosa alerta, a instancias de Agaden, del riesgo para la seguridad marítima y el peligro de contaminación

Comentarios 2

La Capitanía Marítima de Algeciras ha remitido un escrito a la consejería de Agricultura y Pesca de la Junta en el que le sugiere que endurezca las exigencias para conceder licencias de mejilloneras en la Bahía de Algeciras. La recomendación llega después de que, como cada invierno, los temporales hayan arrancado las situadas en la playa de Getares, que se encuentran desde hace semanas encalladas en la costa o flotando a la deriva en la ensenada.

La Capitanía Marítima considera que tantos accidentes, y de forma repetitiva en la misma época del año, pueden tener su origen en una mala elección del sistema de fondeo.

A instancias del colectivo ecologista Agaden, Julio Berzosa pide a la consejería que solicite un proyecto que demuestre la resistencia estructural de la mejillonera ("con flotadores, detalles del amarre a las vigas, francobordo a plena carga, equipo de fondeo", explica) para lo cual esgrime razones "de seguridad marítima, de la navegación y de la prevención de la contaminación del medio marino".

Además, la Capitanía solicita que se exija un informe favorable suyo y adjunta el escrito en el que Agaden alerta de la reiteración de accidentes que están provocando las bateas de mejillones de la ensenada de Getares "cada vez que sopla un temporal de levante, sureste...".

"Le tenemos que recordar que como máxima autoridad responsable de la seguridad marítima en todo el arco de la Bahía, esta autorización debe ser revisada y comprobar si se están cumpliendo las medidas de seguridad en el anclaje o sujeción y también en el número de bateas autorizadas", subrayan los ecologistas, que avisan de la posibilidad de que puedan "desplazarse una o más bateas hacia el Estrecho o el interior de la Bahía y ocasionar daños a buques de pasajeros, mercantes o petroleros".

Agaden pide que se busquen otros lugares en los que colocar las mejilloneras e incluso que se estudie la posibilidad de no renovar la licencia.

El presidente de la Asociación de Productores de Moluscos en Andalucía (APROMO), José Juan Nogales, se hizo eco hace unos días de los problemas en el cultivo de mejillones de Algeciras. Los temporales del primer trimestre del año pasado en la costa algecireña pusieron a prueba las bateas, que terminaron encalladas en la playa. Este año, tanto los temporales de enero como los de marzo han hecho también estragos en los parques de cultivo y han provocado ciertas pérdidas por roturas y desprendimiento del bivalvo, también en los sistemas de longlines. Este es un sistema de cultivo de bivalvos en mar abierto, de origen japonés, que dispone de una estupenda adaptación al ecosistema (allí donde es difícil implantar las bateas) y que por la naturaleza de sus materiales componentes, lo hace más atractivo económicamente, por el nivel de inversión inicial requerida. La buena noticia, explicó Nogales, es que de todo esto está sirviendo a las empresas para aprender a cómo mejorar y existe una gran cantidad de biomasa que, cuando se den las condiciones oportunas, permitirán disparar la producción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios