La Policía detiene a una mujer por la explotación sexual de tres menores

  • La proxeneta gestionaba los encuentros por teléfono y llevaba a las chicas, dos de 17 y una de 15 años, a los domicilios de los clientes

  • Una de las víctimas fue captada con 13 años

La Policía Nacional detuvo en La Línea a una ciudadana de nacionalidad española de 40 años por ofrecer sexo con menores y drogas a domicilio. La mujer gestionaba los encuentros sexuales y el suministro de sustancias estupefacientes a través de su teléfono móvil. Cuando alguien contrataba sus servicios la proxeneta se desplazaba en su vehículo con las chicas a la vivienda del cliente y las esperaba en el exterior hasta que acababan, o bien facilitaba un domicilio de su propiedad para que mantuvieran relaciones sexuales.

Los agentes iniciaron la investigación en noviembre de 2016, cuando tuvieron constancia de que un grupo de jóvenes menores de edad mantenía relaciones sexuales con hombres a cambio de una remuneración, principalmente económica. Tras llevar a cabo una serie de indagaciones, los investigadores descubrieron que la responsable de esta actividad era una mujer que se lucraba con el ejercicio de la prostitución de las jóvenes. También pudieron comprobar que la presunta proxeneta gestionaba todas las peticiones de servicios sexuales y que surtía de sustancia estupefaciente a algunos clientes.

Los agentes intervienen 13.000 euros, anticonceptivos y píldoras abortivas

La investigada, una vez que recibía la solicitud de un cliente, utilizaba siempre su vehículo particular en el que llevaba a las menores a los domicilios de los demandantes y permanecía en el exterior hasta que las jóvenes salían. En ocasiones pasaban varias horas en estas viviendas. La detenida también disponía de una vivienda de su propiedad para que los solicitantes mantuvieran relaciones con las menores.

Los agentes identificaron a tres menores que eran obligadas a tener sexo, dos de 17 años y una de 15. Esta última ejercía la prostitución desde 2015, cuando tenía 13 años, y en una ocasión ingirió varias pastillas abortivas en la misma noche.

La operación finalizó tras varios meses de investigación con la detención de la principal investigada, una española de 40 años, y de su pareja, un ciudadano pakistaní. Ambos fueron puestos a disposición de la autoridad judicial, que decretó el ingreso en prisión de la detenida y libertad con la obligación de comparecer en el Juzgado a su pareja. También se realizaron registros en los domicilios de los detenidos, en los que los agentes intervinieron pastillas anticonceptivas, píldoras abortivas, más de doscientos preservativos, 13.000 euros en metálico escondidos en una maleta y una pequeña cantidad de sustancia estupefaciente.

Una vez finalizado el operativo, la Policía Nacional coordinó con los servicios sociales del Ayuntamiento de La Línea la protección de una de las víctimas por ser menor de edad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios