El temporal provoca el corte de ocho carreteras en la comarca

  • El Guadiaro y el Hozgarganta se desbordan y aíslan Tesorillo

  • El tráfico se interrumpe en vías de Algeciras, Tarifa, Sotogrande, Castellar y Jimena y provoca un reguero de incidencias

El desbordamiento de los ríos Guadiaro y Hozgarganta convirtió de nuevo a Jimena es el municipio más afectado por el temporal que ha azotado el Campo de Gibraltar durante el fin de semana y que dejó a San Martín del Tesorillo incomunicado durante unas horas. Algeciras fue la localidad que más sufrió por el viento, con un reguero de incidencias, mientras que en La Línea y Los Barrios se sufrieron apagones durante toda la noche.

En Jimena, donde cuatro personas fueron rescatadas de sus viviendas por la crecida del río, se produjo un desprendimiento de la ladera en la CA-8201, la que conecta con Puerto Galis, por lo que se clausuraron al tráfico los primeros 5 kilómetros de esta vía. El personal de mantenimiento de Diputación verificará hoy la magnitud de estos daños y las posibles soluciones para reparar esta infraestructura.

También se cortó el acceso a la barriada de Los Ángeles (CA-9200), por inundación en la calzada, además del punto kilométrico 7 de la CA-8200 que enlaza las poblaciones de San Pablo de Buceite y San Martín del Tesorillo. Las aguas de los cauces cercanos se desbordaron y ocupan la plataforma viaria de la CA-8200. Las estimaciones indican que que no se recobrará la normalidad en, al menos, tres días.

El corte de las carreteras afectó a muchos vecinos y destrozó las plantaciones de cítricos. Los equipos de Gimnasia Rítmica y de fútbol de Tesorillo, por ejemplo, estaban refugiados en un bar al cierre de esta edición esperando que les dieran una solución para llegar a sus casas.

Más a la costa, entre Algeciras y Los Barrios, también se produjeron cortes de carreteras, en este caso por el desbordamiento del arroyo de la Cava, un afluente del río Palmones que circula cerca del polígono industrial de La Menacha. Se señalizaron los tramos intransitables en la CA-9208, tanto cerca de El Cobre como en la zona más cercana a Botafuegos), así como en un tramo de la carretera vieja de Los Barrios y en el Puente de María Mayo. La CA-9210, la del Santuario, en Tarifa, también fue clausurada debido al mal estado que presentaba.

Algeciras fue la ciudad que más avisos generó a los bomberos por el viento y la lluvia. Se retiraron chapas, antenas, mobiliario urbano, árboles y otros objetos, además de intervenir en achiques en viviendas y vía pública. Se produjeron 56 avisos en total en lo que va de fin de semana, todos a causa del temporal. El viento tiró la estructura metálica de la terraza de un bar en la Plaza Menéndez Tolosa sin que se registraran heridos. También se desprendió un cable de telefonía en la calle Argentino, así como una farola encima de un vehículo en la calle Francisco Riera. En algunas viviendas de Campo de Golf y en la Villa Vieja se produjeron anegaciones y cortes puntuales del suministro eléctrico que fueron subsanados con rapidez.

El alcalde de Algeciras elogió la tarea de las fuerzas de seguridad, bomberos y personal del Ayuntamiento para conseguir que los efectos del temporal en la ciudad fueran mínimos a pesar de la virulencia del temporal. Por precaución, el viernes informó que durante el fin de semana quedarían cerrados cementerios, parques e instalaciones deportivas públicas.

Durante la madrugada se registraron vientos de hasta 81 kilómetros por hora en Tarifa, mientras que en la zona de la Bahía de Algeciras se sufrieron rachas muy superiores de hasta 104 kilómetros por hora.

En lo que respecta a precipitaciones, las localidades más afectadas fueron Jimena, con 39,2 milímetros, y San Roque, con 34,6 milímetros. En este municipio quedó cortada la carretera A-2100, que conecta Sotogrande y Castellar, entre el kilómetro 0 y el 13,1, en ambos sentidos. En esta población las inundaciones en la vía provocaron el corte de la A-2102 entre los kilómetros 3 y 4 en ambos sentidos y la CA-2101, la de La Almoraima, según alertó la DGT.

Por la noche se interrumpió el tráfico en el puente Jaime el Conquistador que une el Puerto Chico con Sotogrande, conocido como puente de la desembocadura, por las grietas causadas por las fuertes lluvias y el caudal del río.

Un árbol caído en el colegio San Bernardo de la Estación de San Roque, además del descuelgue de una chapa metálica en una nave de La Pólvora en Taraguilla fueron los daños más destacables. Otra incidencia fue la acumulación de ramas y restos vegetales alrededor de las barreras anti-narcos del río Guadarranque, que serán retiradas en cuanto las condiciones lo permitan.

Según informa el Ayuntamiento de San Roque, el embalse de Guadarranque, que desemboca en el río del mismo nombre, a su paso por el término municipal de San Roque, ha incrementado su capacidad en más de 3 hectómetros cúbicos (hm3), y cuenta con casi 81 hectómetros de 88 del total. Por tanto, está aproximadamente al 92% de llenado (según fuentes del Ministerio de Medio Ambiente).

En el casco urbano de La Línea los destrozos fueron menores, con restos de ramas, señales de tráficos, contenedores de basura y restos de persianas ensuciando las calles de la ciudad.

Además, el temporal de poniente provocó varias cancelaciones en la ruta naviera del Estrecho, aunque durante la mañana un descenso en la fuerza del viento permitió ue algunas compañías comenzaran a normalizar los servicios.

En Gibraltar, el temporal ocasionó el cierre de Europa Road, entre Highcliff House y St Bernard's Church, debido a que los techos del Club 1772 se volvieron inestables por el fuerte viento. La decisión de cerrar la carretera durante 24 horas se tomó después de la evaluación inicial del Departamento de Carreteras y otras agencias. El resto del acceso al tráfico se canalizó a través del túnel de Dudley Ward, aunque la recomendación es que no se circulara a menos que fuera muy necesario. El aeropuerto no ha funcionado con normalidad en todo el fin de semana, con desvío de varios vuelos a las instalaciones de Málaga.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) desactivó a mediodía de ayer todas las alertas por lluvia, viento y fenómenos costeros que afectaban al Campo de Gibraltar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios