El presidente del TSJA reconoce que los narcos ganan el pulso a jueces y policías

  • Del Río admite que la presión judicial y de las fuerzas de seguridad no logra reducir el número de delitos por tráfico de drogas. Pide mejoras para los depósitos para efectos intervenidos

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Lorenzo del Río, admitió ayer que la presión policial y judicial no ha logrado "minimizar el número de asuntos" relacionados con el narcotráfico en el Campo de Gibraltar. Del Río participó en la inauguración del curso "Andalucía, frontera intercontinental: problemática jurídica" que se desarrolla hasta hoy en la ciudad de Algeciras.

El máximo responsable del órgano judicial andaluz resaltó que la elección de la localidad se pensó para poner en valor la ciudad y porque en el Campo de Gibraltar "se da un fenómeno delictivo que tiene una gran complejidad y con un número importantísimo".

"Más del 40% de los alijos de droga se hacen aquí y a nivel europeo, también un alto porcentaje", detalló. El presidente del TSJA reconoció que son delitos cuantitativamente muy numerosos y no se solucionan.

En el caso del tráfico de drogas, comentó, existe una gran prevención y una gran presión policial y respuesta judicial, pero no se minimiza el número de asuntos. "Son hechos delictivos que causan mucho trastorno a un sector de la sociedad, como sucede en La Línea y eso no es bueno para nadie", destacó. Además de los delitos contra la salud pública, Del Río apuntó a otros delitos "muy complicados últimamente relacionados con la inmigración ilegal". Eso da lugar a "una problemática judicial importante, medidas que estudiar y una cooperación judicial, policial, de centros de internamiento, permisos de vehículos, etcétera", apuntó.

En el curso de formación, organizado por la Junta de Andalucía y el Consejo General del Poder Judicial, se abordan temas como los delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, el internamiento de inmigrantes, delitos contra la salud pública o depósito de efectos judiciales aprehendidos en procesos judiciales.

Del Río mantuvo por la mañana una reunión en el Palacio de Justicia de Algeciras con jueces y magistrados de la localidad para conocer de primera mano la situación, necesidades y problemas de la ciudad.

El presidente del TSJA manifestó que no solo hay necesidades de sedes judiciales sino también de medios complementarios, como depósitos policiales para efectos intervenidos "en los que tenemos muchas deficiencias y las administraciones deben ayudarnos". El magistrado apuntó que que se van a convocar plazas judiciales y Algeciras "puede verse beneficiada".

La mayor necesidad para la estructura judicial en la zona pasa por la creación de otro Juzgado de lo Social, por ser el que mayor grado de saturación presenta, así como otro Juzgado de Primera Instancia.

El curso para el personal de la judicatura incluye una visita de jueces y magistrados para conocer el funcionamiento del Centro de Control del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior, las dependencias de Aduanas en el puerto algecireño y su terminal de contenedores. La actividad concluye hoy con la clausura que correrá a cargo de la secretaria general para la Justicia de la Junta, Mercedes Fernández Ordóñez, y forma parte del programa formativo de este año incluido en el convenio de colaboración firmado por la Consejería de Justicia e Interior y el CGPJ. En virtud de este convenio, Junta y CGPJ han destinado 21.870 euros a financiar estos cursos de formación en diferentes provincias andaluzas, con una asistencia total prevista de cerca de 60 jueces y magistrados

El objetivo de estas actividades es propiciar un espacio de discusión entre los profesionales de la judicatura, fomentando el análisis y el debate en materias que afectan a la práctica judicial por sus aspectos innovadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios