En libertad tras herir a cuatro agentes en una persecución hasta Torreguadiaro

  • Indignación en la Guardia Civil por la decisión judicial

  • Los efectivos están de baja, uno de ellos hospitalizado

  • La detención se produjo tras los disparos a una rueda del vehículo robado

Comentarios 2

Cuatro guardias civiles heridos, uno de ellos ingresado en el hospital con daños cervicales, junto con tres vehículos oficiales y dos particulares dañados es el balance de una persecución de película que se produjo el domingo por la mañana en la autovía A-7.

Los agentes detuvieron a una persona que circulaba de forma temeraria y al que se le imputaron los delitos de homicidio en grado de tentativa contra la seguridad vial y daños y atentado contra agentes de la autoridad. A pesar de las agresiones y de contar con numerosos antecedentes, quedó en libertad con cargos por decisión judicial, según fuentes policiales.

El detenido embistió a tres patrullas de la Guardia Civil, un turismo y una furgoneta

Un portavoz de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), mostró "su total rechazo a la puesta en libertad de esta persona, que además de las heridas a los agentes pudo haber ocasionado alguna desgracia personal más grave porque la conducción era totalmente temeraria".

Los hechos se produjeron alrededor de las 12:15, según pudo saber Europa Sur, cuando una persona que conducía un Ford Fiesta avisó al puesto de la Guardia Civil de San Roque de que una persona que conducía un turismo, marca BMW, le estaba increpando e intentado sacar de la carretera a la altura del polígono de Palmones. El conductor del Ford informó, además, de que a la altura de la Estación de San Roque, cuando circulaba por el carril izquierdo, el conductor del BMW se puso a su altura en paralelo y comenzó a lanzarle herramientas por la ventanilla. Además, aseguró que esta persona lo embistió hasta en 16 ocasiones hasta que pudo esquivarlo a la altura de San Roque Club.

Patrullas de la Guardia Civil de Guadiaro, San Roque, Castellar y La Línea se sumaron al operativo para intentar dar el alto al vehículo que se dirigía hasta Torreguadiaro. En su carrera, el BMW se encontró con retenciones en la salida de esta barriada por lo que adelantó por el arcén de la autovía y golpeó a una furgoneta hasta entrar en este núcleo sanroqueño. La patrulla de La Línea fue embestida por la parte trasera dentro de Torreguadiaro al circular por el mismo sentido.

El conductor del BMW continuó a toda velocidad hasta la rotonda de Cala Sardina, donde la tomó en sentido contrario. Al realizar esta maniobra, otro vehículo de la Guardia Civil, en este caso el de Castellar, impactó contra la isleta separadora de hormingón de los dos sentidos de la marcha y los dos agentes que circulaban en este coche resultaron heridos. El temerario conductor no se paró ahí, sino que tomó la salida 133 de la autovía en sentido Algeciras en dirección contraria, lo que obligó a otra de las patrullas a realizar una maniobra evasiva para evitar la colisión con otros vehículos, aunque acabó impactando de manera frontal contra el quitamiedos del margen derecho de la carretera. Otros dos agentes resultaron heridos con lesiones cervicales.

La loca carrera siguió hasta el puente de Torreguadiaro, en el que dos motoristas de la agrupación de Tráfico le esperaban. Uno de ellos tuvo que efectuar tres disparos. Uno de ellos reventó la rueda delantera derecha del BMW. Aun así, continúo durante tres kilómetros más hasta la altura de Guadiaro, donde finalmente fue detenido.

El hombre, de 37 años, cuenta con antecedentes penales. La Guardia Civil comprobó que el vehículo fue robado tres días antes en Villajoyosa (Alicante).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios