Los incendios del verano quemaron 25,6 hectáreas en la comarca

  • Supone un gran descenso sobre los datos de 2016, con más de 400 hectáreas calcinadas

Un integrante del dispositivo del Plan Infoca, durante el incendio de Atlanterra, el pasado julio. Un integrante del dispositivo del Plan Infoca, durante el incendio de Atlanterra, el pasado julio.

Un integrante del dispositivo del Plan Infoca, durante el incendio de Atlanterra, el pasado julio. / erasmo fenoy

Más incendios pero mucha menos superficie quemada. Es la principal conclusión que se extrae del balance del Plan Infoca 2017, cuyo comité asesor hizo ayer recuento de la superficie calcinada durante el pasado verano en toda la provincia de Cádiz. En el Campo de Gibraltar, la temporada de riesgo (de mayo a octubre) se saldó con 25,6 hectáreas arrasadas por el fuego, lo que supone el 38,4% de todo el terreno forestal y de pastos quemados en el conjunto de la provincia que ascendió en total a 67,25 hectáreas, la cifra más baja de los últimos 20 años.

Ninguno de los siete municipios campogibraltareños se libró de sufrir algún incendio o conato (menos de una hectárea) dado que en total hubo 33 actuaciones de las brigadas del Infoca en la zona (113 en toda la provincia). Un año antes fueron 30 (lo que supone un 5% más).

La provincia registra en su conjunto la menor superficie arrasada de los últimos 20 años

Pero la principal conclusión positiva se encuentra en la superficie quemada, que pasó de las más de 400 hectáreas del año pasado a las ya citadas 25,6 de este ejercicio. Para poner en contexto esta importante rebaja sólo hay que recordar que en julio de 2016 se registró un virulento incendio en Santa Margarita (La Línea) que afectó a la Sierra Carbonera y anotó 376 hectáreas al cómputo total.

El comité asesor valoró que este año puede considerarse como positivo dado que la campaña de riesgo comenzó con una previsión desfavorable, dado que la comarca y la provincia atraviesan un ciclo de sequía. En total, Cádiz fue la provincia andaluza con menor superficie quemada este año, sin llegar al 1% de todo lo que se calcinó en la región y con una baja tasa de arbolado, con el 21% del total (13,8 hectáreas de las 67,2).

"Se trata de un año en el que se han producido mayor número de incendios pero el dato positivo es el menor número de hectáreas afectadas, muy por debajo de la media de los últimos diez años. De hecho, hay que destacar que el número de conatos, menos de una hectárea, ha aumentado respecto a los últimos años hasta situarse en el 85,84%", explican los técnicos en su informe, lo que achacan a la rápida intervención de las brigadas y la alta eficacia del dispositivo en su conjunto.

Por localidades, Tarifa sufrió 14 incendios con 10,22 hectáreas quemadas, si bien 8,24 fueron de pastizal y escaso valor ecológico. En Algeciras, la superficie perjudicada también fue de 10,2 hectáreas aunque en este caso 9,39 fueron de áreas forestales (arbolado y matorral). La Línea tuvo una única intervención, con 2,3 hectáreas; cuatro en Castellar, con 1,32 hectáreas y otras tres en Los Barrios, con 1,04 hectáreas. Cierran el listado Jimena, con tres incendios y 0,30 hectáreas, así como San Roque, con 0,24 hectáreas en tres fuegos. San Roque fue en 2016, junto con La Línea, uno de los municipios más castigados por el fuego en la provincia.

El Infoca resaltó que el 37,2% de los 113 incendios registrados desde el mes junio fueron intencionados, un dato superior al del año pasado que no superó el 30%. El mayor volumen de incendios se localizó en la zona de Jerez de la Frontera y la Sierra de Cádiz, con casi cuatro de cada diez actuaciones del Infoca. La entidad sostuvo que buscará atajar la tendencia detectada al alza en la afección del fuego sobre los municipios serranos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios