El comité espera que Comes recupere el poder adquisitivo de la plantilla

  • Los representantes de los trabajadores confían en que mañana la empresa propicie una salida al conflicto · De no haber novedades, los paros serán los viernes de 6.30 a 9.30 horas y de 18 a 21 horas

El comité de empresa de Transportes Generales Comes afirmó que "el cien por cien" de las plantillas de Cádiz y Sevilla secundaron la última jornada de paros parciales del año, convocada de 11.45 a 16.00 horas del día 31, y anunció que en la jornada de hoy mantendrán una reunión en el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de la Junta de Andalucía (Sercla) para fijar los servicios mínimos de la convocatoria de paro del mes de enero, fijada para los viernes 11, 18 y 25.

La plantilla de Comes fue a la huelga así como las líneas de largo recorrido en Cádiz, la conexión Cádiz-Sevilla, el transporte urbano de Puerto Real, Campo de Gibraltar, Bahía de Cádiz y en buena medida Jerez de la Frontera, se quedaron sin autobuses más de cuatro horas. También el aeropuerto de Jerez de la Frontera estuvo sin conexión.

En ese sentido, el comité de empresa puntualizó que tras varias semanas sin "saber nada de la empresa" en la mesa de negociación, mañana jueves se volverán a sentar para tratar de negociar una salida al conflicto, que afecta severamente a la provincia de Cádiz.

Hasta ahora, según los sindicatos, la empresa no aportó nada sobre recuperación de poder adquisitivo de los empleados ni en materia de seguridad. No obstante, el comité considera que si Comes quiere sentarse a negociar será porque "traerá algo nuevo", pues en otras ocasiones no quería hablar de sendos puntos.

Los empleados exigen que la empresa negocie mejoras de seguridad, pues afectan no solo a conductores sino a los viajeros y ciudadanos, pues denuncian jornadas de trabajo que superan las doce horas diarias.

También exigen que se inicie un proceso que recupere -poco a poco- el poder adquisitivo perdido desde el año 92. "Hasta hoy perdimos más de un doce por ciento en sus salarios según las subidas reales del IPC en los últimos quince años", sentenció.

"En caso de no traer Comes propuestas sobre estos dos puntos, que afectan tanto en la seguridad de trabajadores y usuarios, como a la recuperación de poder adquisitivo, la situación de la negociación no habría cambiado nada", precisaron.

Asimismo, el comité reiteró que de no haber nada nuevo, Comes daría la mano a la continuidad de los paros convocados para el mes de enero todos los viernes de 6.30 a 9.30 horas y de 18 a 21 horas.

Los representantes de los trabajadores subrayaron que las exigencias de seguridad son esenciales en cualquier estado de derecho; y las reclamaciones de recuperación de poder adquisitivo no suponen en absoluto un desembolso importante, puesto que "pedir la subida real del IPC más dos puntos es recuperar pero no se acerca a los doce puntos de pérdidas en los salarios".

El miembro del comité de empresa, Antonio Obregón, recordó que el día 3 de enero tienen prevista una reunión con la empresa, que condicionó su asistencia a que "no hubiera actos vandálicos desde el día 27 hasta la fecha de la reunión", algo que el comité tildó de "ilógico" porque "no corresponde a los trabajadores, sino a las Fuerzas de Seguridad del Estado" hacer ese tipo de garantías y añadió la "complicación" de que "en los días de fiesta la gente hace lo que le da la gana y es difícil de controlar".

Obregón indicó que no descartan realizar "paros de 24 horas" si la negociación del convenio colectivo "continúa bloqueada en enero", aunque anunció que si el día 3 llegan a "un acuerdo satisfactorio con la empresa", todos los paros quedarían "automáticamente desconvocados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios