La aprobación provisional del sector de Cabo Plata sale adelante sin el respaldo de IU

  • Los socialistas encuentran el apoyo de la oposición para dar el visto bueno al plan parcial

La aprobación provisional del sector SA-1 de Cabo Plata, que propició el último desencuentro del mandato anterior entre el PSOE e IU, salió adelante sin apenas debate gracias al apoyo del PP y PA, que cruzaron la frontera de la disparidad para unirse a los socialistas. Éstos se quedaron sin el apoyo de su socio, Javier Mohedano (IU).

Los errores del mandato pasado han sido subsanados y PSOE e IU han aprendido que sus diferentes formas de entender el urbanismo no pueden ser motivo constante de crisis.

Así, gracias al apoyo de la oposición, se consiguió sacar adelante la aprobación provisional de un plan parcial gestado en el año 2003 y que se topó con el freno de la Junta de Andalucía. Restablecidos los errores del proyecto y adecuado a la normativa, el alcalde fue lo bastante explícito en sus deseos futuros: "esperamos que sea ya este trámite el último y la Junta no nos ponga más trabas".

IU no desaprovechó la ocasión para poner de manifiesto, una vez más, su postura urbanística y criticó que tras unas modificaciones "anecdóticas y cosméticas" el proyecto regresa al pleno "sin cuestionar el fondo, profundamente agresivo y claramente alejado de las directrices del POTA y más cercano a desarrollos ya caducos y fallidos como los de la Costa del Sol", señaló.

Para el concejal de IU, la paralización de la Junta de Andalucía de hace un año fue claramente electoralista y consideró lamentable que desde la administración autonómica se den dos discursos antagónicos. Por un lado, la compra de suelo costero y, por otro, el visto bueno a una macrourbanización.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios