Urbanismo aprueba el Plan de Protección del Casco Histórico

  • Todos los partidos muestran su apoyo al documento. El proyecto contempla la posibilidad de construir dos plantas en todas las calles y tres, en General Lacy

Comentarios 1

El Consejo de Gerencia de Urbanismo aprobó ayer por unanimidad el Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico Artístico de San Roque, que posibilita el ordenamiento de toda la zona del casco, declarada como Conjunto Histórico Artístico en 1975.

El documento, una vez publicado en el Boletín Oficial de la Provincia, será expuesto durante un mes al público, que podrá realizar alegaciones, para después ser aprobado en pleno. Por último será la Delegación Provincial de Urbanismo quien le dé el visto bueno definitivo. El plan ordena y explica las actuaciones que se pueden hacer en cada una de las viviendas o solares del ámbito de actuación.

Una de las ventajas más palpables va a ser la escasa intervención de la Junta como hasta ahora venía sucediendo, en actuaciones urbanísticas, tanto particulares como públicas. Una vez aprobado el documento, el propio Ayuntamiento, tras ser analizado por una comisión técnica, podrá otorgar las licencias de obras, sin tener que remitir el proyecto a la Delegación provincial de Cultura, lo que supondrá una mayor celeridad en la tramitación.

Los grupos de la oposición estuvieron a favor de este plan técnico del casco, aunque criticaron el escaso tiempo para estudiarse todo el trabajo. El concejal del PP José Cabrera señaló que recibió un cedé 48 horas antes del Consejo de la Gerencia, por lo que apenas tuvo tiempo de estudiarlo. También criticó que el periodo de alegaciones se realice durante el mes de agosto.

A pesar de ello, reconoció que le había gustado el plan, en el que se mantienen las tres plantas para los edificios de la calle Gereral Lacy y dos plantas para el resto de calles del casco. El arquitecto redactor, Ramón Queiro, aseguró que "este proyecto tiene el objetivo fundamental de hacer cumplir la ley del patrimonio histórico, que conllevará, una vez aprobado el plan especial, que el Ayuntamiento recupere las competencias en materia urbanística y de protección monumental de todo el ámbito declarado patrimonial". Asimismo, resaltó que "no sólo es un instrumento de conservación sino que también debe revitalizar y dinamizar el centro histórico".

Queiro indicó que "hemos procurado dentro de la vía de revitalización dar oportunidades a los propietarios para que puedan intervenir en sus solares pero marcando un plazo y, si no se cumple, el Ayuntamiento podrá utilizar los recursos legales".

La concesión paisajística que se plantea en este plan de protección del casco histórico se aplica tanto en la fachada este como sur y sobre todo en la de poniente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios