San Roque

La Policía interviene a una red de narcos cinco lanchas y 15 motores en Puente Mayorga

  • Los bienes, ocultos en dos naves cerca de la playa, superan en valor el millón y medio de euros

Comentarios 6

Golpe policial a la logística de las redes del tráfico de drogas. La Policía Nacional intervino el pasado sábado cinco lanchas semirrígidas, 15 motores y 2.200 litros de combustible que estaban almacenados en sendas naves de Puente Mayorga, en San Roque, y que eran utilizados por las mafias del narcotráfico para alijar droga en las costas de la comarca. El valor de todo lo intervenido supera el millón y medio de euros, aunque no hubo arrestos en este operativo.

La intervención se originó cuando varias dotaciones localizaron un vehículo todoterreno del tipo utilizado frecuentemente para el transporte de droga dentro del término municipal de La Línea. Las patrullas lo persiguieron para darle el alto aunque el vehículo se perdió de vista en Puente Mayorga.

Pero aunque el vehículo logró zafarse de los agentes, las patrullas detectaron un fuerte olor a gasolina que emanaba de una nave industrial cercana a la playa así como marcas de rodadura de grandes dimensiones, similares a las que dejaría un tractor entrando en el recinto, por lo que sospecharon que en el lugar se almacenaran bienes usados por las mafias para sus acciones.

Dentro encontraron una embarcación semirrígida de gran envergadura, equipada con tres motores fueraborda, además de numerosos bidones de gasolina. La nave también cobijaba otras dos semirrígidas con tres motores fueraborda de 350 caballos cada uno. En total, había 88 bidones de gasolina -de unos 25 litros cada uno- y cinco teléfonos vía satélite, un navegador GPS, un equipo de transmisiones y un teléfono móvil.

Las marcas de rodadura también llegaban a la nave colindante, que fue igualmente registrada por las patrullas. Ahí se localizaron las otras dos embarcaciones semirrígidas, una de ellas con tres motores fueraborda de 300 caballos cada uno, y otra con tres motores. Todas las embarcaciones tenían montados potentes sistemas de navegación GPS de gran valor.

La Policía Nacional resaltó que el operativo supone "un importante golpe a la infraestructura y logística de las organizaciones dedicadas a esta actividad".

La operación se produjo en comunicación con Guardia Civil y con el apoyo del servicio de Vigilancia Aduanera. Esta última entidad acudió para retirar las embarcaciones a través del mar, porque las naves tenían acceso directo a la zona de playa y las lanchas no cabían por las calles adyacentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios