Piden una investigación de los restos radiactivos de Acerinox

  • Los residuos están en Huelva y los últimos informes apuntaban a posibles fugas de cesio-137

Comentarios 1

La asociación Mesa de la Ría presentará hoy una denuncia ante la Fiscalía de Huelva para que se investiguen las fugas del isótopo radioactivo cesio-137 procedentes de los residuos del accidente de Acerinox ocurrido en la factoría de Palmones en 1998, y que fueron depositados en el Centro de Recuperación de Inertes (CRI-9), en las marismas onubenses de Mendaña.

La Asociación desconfía del informe del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) que aseguró que está garantizada la protección en referencia a los materiales contaminados por cesio-137.

El CSN apuntaba que así lo demuestran los datos disponibles de la vigilancia ambiental de la zona, por lo que ha lamentado la interpretación incorrecta del último de sus informes con respecto a este lugar por parte de Greenpeace, que "puede crear una alarma social totalmente injustificada".

Sin embargo, la Mesa de la ría, entidad que demanda la recuperación para Huelva del espacio que ocupan las industrias químicas, ha mostrado su "más enérgica repulsa por el comportamiento del Consejo de Seguridad Nuclear", y ha rechazado un documento "con tachaduras no sólo de nombres, sino de conceptos que ponen en duda esa solvencia".

De hecho, el último informe fue interpretado como que existían fugas de cesio en la zona, a pesar de que el CSN ahora lo niegue. La denuncia que van a presentar también se ocupará de los vertidos de fosfoyesos de la industria de fertilizantes Fertiberia en las inmediaciones del casco urbano de Huelva capital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios