Sus Majestades se multiplican para recorrer toda la comarca

  • Los niños campogibraltareños celebran con júbilo la llegada de los Reyes Magos de Oriente en cabalgata · En Jimena disfrutan con la entrega de regalos en el Centro Cultural Reina Sofía

Una multitudinaria Cabalgata de Reyes, en la que no ha faltó incluso un Belén Viviente, puso anoche punto y final a la programación que con motivo de las fiestas de Navidad en San Roque ha llevado a cabo el Instituto de Fiestas y Juventud. En realidad, el último acto de las fiestas tuvo lugar en la puerta del Teatro Juan Luis Galiardo, donde los Sus Majestades recalaron tras la cabalgata para hablar cara a cara con los niños y repartir regalos.

Los Reyes Magos tuvieron en San Roque una intensísima jornada que comenzó a las 12.00 horas con su llegada a la ciudad. Distintas autoridades, encabezadas por el alcalde accidental, José Antonio Ledesma, y por la teniente de alcalde delegada de Fiestas, Marina García, recibieron oficialmente a los mágicos personajes. Tras mostrar su enorme alegría por el acontecimiento, Ledesma entregó a Sus Majestades las llaves de San Roque como muestra de agradecimiento por volver a acordarse un año más de todos los niños del municipio.

Por la tarde, el don de sus majestades de poder estar a la vez en multitud de sitios les permitió realizar recepciones en Miraflores (Club de Petanca), Guadarranque (Local Los Remos), Campamento (Casino), La Estación (colegio San Bernardo), Torreguadiaro (bar Tijuano) y una visita a los ancianos en el Asilo municipal a la misma hora. A Taraguilla llegaron a las seis y media y en San Enrique antes de recalar en el Edificio Multiusos se pasearon en Cabalgata desde las cinco de la tarde, de igual forma que hicieron en Puente Mayorga a la misma hora y en Guadiaro un poco más tarde, acompañados en los tres sitios por un grupo de animación.

A las siete, en la aparición final de la tarde, los Reyes de Oriente se pasearon por San Roque en la Gran Cabalgata de la Ilusión. En la misma estuvieron acompañados por la rondalla "Pastores de Fátima", los coros "Ciudad de San Roque" y "Como Nadie", la Banda Sinfónica de la Escuela Municipal de Música de San Roque.

Asimismo, el día grande de Tarifa llegó con la tradicional cabalgata de Reyes que partió del Castillo de Guzmán el Bueno a partir de las seis de la tarde y recorrió las principales calles del municipio repartiendo ilusiones y miles de caramelos. Pero Sus Majestades de Oriente tuvieron una apretada agenda que se inició con el reparto de regalos en la Comunidad Terapéutica de Monte Betis. Tras un breve paréntesis, los reyes se dirigieron hasta el Hogar del Pensionista donde repartieron regalos entre los más mayores, al igual que lo hicieron acto seguido en el asilo de San José.

Una vez concluido el periplo, sus Majestades salieron desde el castillo tarifeño en su tradicional cabalgata y después de recorrer muchas de las calles de la localidad pararon en la popular Calzada, bajo la fachada del templo de San Mateo, para atender a todos los niños.

Por otro lado, la cita con los Reyes comenzó a las seis y media de la tarde en Jimena que, acompañada por la Banda de Música de Jimena, recorrió las principales calles de Jimena y Estación con tres carrozas. Los Magos entregaron regalos a los más pequeños en el Centro Cultural Reina Sofía de la Estación, donde culminó el recorrido de la cabalgata con la visita al esperado Belén Viviente que cada año organiza la Delegación de Cultura y Festejos en colaboración con la Asociación Cultural El Patio El Chato.

En Los Barrios los Reyes se multiplicaron por cuatro. La cabalgata comenzó a las ocho de la tarde. En Palmones, los Reyes Magos llegaron en barco al paseo marítimo. En esta aldea marinera, la cabalgata partió a las cinco. Sus Majestades recalaron en Los Cortijillos a las seis, después de una fiesta infantil que empezó dos horas antes. Y en Guadacorte, los Reyes se dieron cita a las cinco.

Asimismo, Melchor, Gaspar y Baltasar, salieron a las cuatro de la tarde del Ayuntamiento castellarense y acompañados por el alcalde y los concejales hacia Castellar Viejo, donde los niños del núcleo originario de la localidad los recibieron con el mayor de los entusiasmos en la Sala Divino Salvador de la fortaleza.

A las cinco y media de la tarde comenzó la cabalgata en la barriada de la Almoraima, de la que partieron las carrozas hasta la Plaza Andalucía, lugar donde los Reyes visitaron primero al niño Jesús en la Parroquia Divino Salvador y más tarde repartieron los regalos en el cine municipal. El Ayuntamiento de Castellar colabora con sus Majestades de Oriente en su difícil y costosa tarea, regalando un juguete a cada niño menor de siete años que resida en el municipio. Todos estos juguetes se entregaron en el cine antes de que llegara la noche más larga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios