L Drama en Tarifa

Fallece un hombre de 70 años cuando se bañaba en Atlanterra

  • La autopsia desvelará si la muerte se debió a un infarto o por ahogamiento · Testigos lamentan la falta de respuesta solidaria por parte de los bañistas, así como la escasez de torres de vigilancia en la playa

Comentarios 2

La autopsia que le será practicada en Cádiz a J.M.H., de setenta años de edad, determinará finalmente las causas del óbito de este hombre que fue sacado ayer del agua de la playa tarifeña de Atlanterra después de que falleciera.

Eran las 13:00 horas, según apuntó A.A.M., yerno de la víctima mortal, cuando se producía el fallecimiento del hombre, natural y vecino de Madrid, que se encontraba pasando unos días de vacaciones en la turística barriada tarifeña de Atlanterra.

Tan sólo llevaba cinco días disfrutando de las vacaciones junto a su esposa, hija y yerno en una paradisíaca urbanización denominada Los Jardines de Zahara en el término municipal tarifeño cuando el disfrute vacacional se tornó en tragedia.

Su yerno asistía al triste momento en el que el cadáver de su suegro era trasladado desde una ambulancia de Cruz Roja hasta el furgón mortuorio que le trasladaría hasta Cádiz. "Esperaremos que a se le practique la autopsia y nos marcharemos para Madrid", aseguraba con entereza pero visiblemente afectado el joven que aún portaba el reloj marca Casio, junto con las chanclas y el polo de su suegro al que vio por última vez con vida por la mañana.

El joven contó que regresaba de un paseo por la playa cuando encontró un corrillo de gente rodeando a una persona tumbada que a la postre resultó ser su suegro ya sin vida. "No sé.., a pesar de que han actuado intentando salvar la vida de mi suegro, creo que se podía haber hecho algo más", declaró a este diario.

La duda del yerno fueron despejadas cuando Cristina N.C., natural de La Línea y testigo del triste suceso, aseguró que "nadie hizo nada por salvar a ese hombre. Aún estaba con vida y pidiendo ayuda y nadie se decidía a lanzarse al agua. Cuando la Cruz Roja acudió, el hombre ya estaba fuera del agua y se ve que estaba muerto. Creo que le dio un infarto o algo parecido y murió antes de que dos personas le sacasen", relató la mujer, que lamentó la falta de respuesta solidaria de los muchos bañistas que estaban en el lugar.

Finalmente dos personas consiguieron sacarle del agua y otra más, al parecer médico, según la testigo, intentaron reanimarle sin éxito.

"Los de Cruz Roja estuvieron más de 20 minutos o más tiempo intentándolo", señaló Cristina, que relató con enorme angustia y embargada de emoción que el momento más trágico fue cuando la hija del fallecido, acompañada de su esposo, se dio cuenta de que el accidentado era su padre. "La joven se quedó sin respiración", comentó.

Otro bañista también lamentó lo sucedido y afirmó que "el año pasado había aquí torres de vigilancia. Ahora, la más cercana está a 700 metros de donde ha sucedido la tragedia". "Entre Tarifa y Zahara existe un pedazo de playa y de terreno que es Atlanterra, cuyos problemas no importan ni al Ayuntamiento de Tarifa ni al de Zahara", criticó el bañista, al igual que censuró que un joven no prestase su body (tabla de surfear) para socorrer al hombre.

En la playa de Atlanterra a escasos 200 metros de donde residía en vacaciones, J.M.H. se convirtió ayer en el primer bañista que perece en las playas tarifeñas en lo que va de temporada. En una zona que ya conoce de sucesos similares y en las que ayer una bandera amarilla advertía del peligro de resaca.

Sobre las cuatro de la tarde se procedía al levantamiento del cadáver, ante la presencia del personal de Cruz Roja, Guardia Civil y familiares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios