SAn roque

El Ayuntamiento prepara un nuevo plan de inversión con 9 millones

  • El Consistorio cuenta con 16,8 millones de la liquidación del presupuesto de 2016

Córdoba y Ruiz Boix, ayer. Córdoba y Ruiz Boix, ayer.

Córdoba y Ruiz Boix, ayer. / E. S.

La liquidación del presupuesto municipal del año 2016 arroja un resultado positivo de 16,8 millones de euros, mientras que el Remanente de Tesorería supera los 23,6 millones. Ante estas cifras, mejores que las de 2015, el equipo de gobierno anunció ayer un nuevo plan de inversiones para dos años por un importe de 9 millones de euros, y se baraja también reducir en 2018 tanto la contribución urbana como el sello del coche.

El alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, y la concejal de Hacienda, Mónica Córdoba, presentaron ayer las cifras de la liquidación presupuestaria de 2016. El primer edil señaló que "se han conseguido unos datos muy positivos en todas las magnitudes presupuestarias. La salud económica del Ayuntamiento es muy favorable, ya que se lleva trabajando desde hace seis años en lograr el equilibrio presupuestario dentro de un marco de austeridad, aunque siempre contando con recursos suficientes y sin una presión fiscal elevada".

"Contamos con ingresos suficientes para cubrir el techo de gasto que nos permite el Ministerio de Hacienda. Un techo de gasto que considero injusto, por ser muy bajo para un municipio con 30.000 habitantes pero con tal dispersión geográfica. No nos podemos olvidar que en San Roque ciudad viven 13.000 personas, pero las otras 17.000 se reparten en nueve pueblos, unos con 2.000 ó 3.000 habitantes, y otros con apenas unos centenares. Y todos ellos demandan unos servicios e infraestructuras de calidad", apuntó.

Otro dato positivo del presupuesto de 2016 es que el remanente de tesorería para Gastos Generales supera los 23,6 millones de euros. "Según esa legislación que consideramos injusta, el Ayuntamiento puede disponer de parte de este dinero para realizar inversiones en un mismo ejercicio y otra para liquidar la deuda bancaria. Pero no podemos usarlo para gastos corrientes que mejorarían cuestiones como la limpieza viaria o la jardinería, por citar dos casos", aclaró el primer edil, quien anunció que se va a presentar un plan de inversiones plurianual, para dos años por un importe de alrededor de 9 millones de euros. De esta cantidad, 3 millones se corresponden con el proyecto ya comprometido con el Ministerio de Medio Ambiente para la remodelación de la antigua Casa Consistorial y el área alrededor de la Plaza de Armas, mientras que los seis millones restantes se destinarán a otras actuaciones en todo el municipio.

Ruiz Boix indicó que entre las medidas que se van a tomar se encuentran iniciar el expediente para estudiar una modificación de las ordenanzas fiscales de 2018. "Tenemos interés en reducir los tipos impositivos que más afectan a las familias sanroqueñas. En concreto, vamos a estudiar la reducción del IBI, más conocido como la contribución urbana, y del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, el popular sello del coche", apostilló.

"Espero que como resultado de este estudio, en septiembre u octubre podamos modificar las ordenanzas fiscales para reducir la ya de por sí baja fiscalidad que soportan los ciudadanos de San Roque", concluyó el regidor sanroqueño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios