El AMPA del Virgen de la Esperanza convoca paros por el estado del centro

  • Los padres denuncian que el edificio tiene grietas, carece de calefacción, presenta humedades y tiene anulado el patio

Una de las grietas aparecidas en el edificio. Una de las grietas aparecidas en el edificio.

Una de las grietas aparecidas en el edificio. / e.s.

Los padres del colegio de Educación Especial Virgen de la Esperanza han dicho basta. Han decidido convocar paros diarios para protestar por un centro que presenta grietas, carece de calefacción, tiene un cuadro eléctrico que se moja y tiene el patio anulado por desprendimientos.

Ante estas circunstancias la Asociación de Padres y Madres de Alumnos La Savia ha convocado a padres, alumnos y profesores a realizar paros diarios de una hora a partir del próximo lunes, para exigir tanto a la Junta de Andalucía como al Ayuntamiento de Algeciras que acometan las reformas que "por imperativo legal les corresponde hacer en el centro".

En una medida sin precedentes, los alumnos no asistirán a clase entre las 9:30 y las 10:30, un extremo "al que nos hemos visto abocados al no recibir respuestas a nuestras reclamaciones y las del centro por parte de las administraciones públicas competentes", explica la presidenta del AMPA, María Díaz.

En concreto, los padres lamentan que la Junta de Andalucía no les haya facilitado ningún informe acerca de las grietas estructurales que presenta el edificio desde que se inauguró. A eso se suma "la total falta de calefacción, que afecta especialmente a niños con movilidad reducida e imposibilita también el uso de la piscina terapéutica".

En cuanto a las demandas al Ayuntamiento de Algeciras, destaca la reparación urgente del cuadro eléctrico del centro, que "está generando un gravísimo peligro debido a que queda empapado cuando llueve".

Ese no es el único problema agravado con los temporales. Según explican los padres, a esto se suma la mala situación de los techos y de las humedades generalizadas, que "han provocado desprendimientos de lámparas, malos olores y hongos por la falta de mantenimiento".

Además, habría que acondicionar el patio de los pequeños que actualmente sufre de desprendimiento en el pretilado, ya que cayeron cascotes de una cornisa, que debe repararse. Como resultado, en estos momentos no existe ninguna zona de juego exterior que pueda ser utilizada por los pequeños. Otra reparación solicitada al Consistorio es sacar el agua que se acumula en el sótano del colegio, "obras todas que llevamos reclamando demasiado tiempo".

Hace unos días era Comisiones Obreras el que alertaba del agravamiento de las grietas como consecuencia de los últimos temporales. Delegados de esta central sindical inspeccionaron el centro y apuntaron que si bien no suponen deficiencias estructurales con un riesgo inminente para trabajadores y usuarios, la magnitud de algunas de las fisuras pueden originar desprendimientos del revestimiento y del encofrado. Las grietas aparecieron hace tres años a pesar de que el edificio era de reciente construcción (2009).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios