La empresa acusada de fraude a discapacitados acusa a la Junta de una deuda de dinero "ingente"

  • La firma MKF, investigada por la Fiscalía, niega que se haya apropiado de las subvenciones

La empresa MKF, investigada por la Fiscalía Superior de Andalucía por un presunto fraude en la contratación de discapacitados en centros subvencionados por la Junta, ha negado los hechos y ha acusado a la Consejería de Empleo de deberle "una cantidad ingente" de dinero. La empresa mantiene que la Junta aún no ha aclarado el motivo por el que no le ha pagado el dinero que, en concepto de ayudas "legalmente establecidas", le adeuda.

Ese impago, explica la empresa, fue lo que le llevó a interponer una querella criminal contra altos cargos de Empleo que está tramitando el Juzgado de Instrucción 3 de Sevilla. MKF, que entiende que la Junta ha hecho una "aplicación arbitraria e injusta de la ley", acusa al consejero de Empleo, Manuel Recio, y a CCOO, de donde partió la denuncia que ha derivado en una investigación de la Fiscalía, de lanzar "una cortina de humo" para desviar la atención del fondo del asunto, "que no es otro que conocer por qué la Junta lleva más de dos años sin abonar las ayudas a las empresas".

La firma sostiene que la Consejería de Empleo "nunca" le ha facilitado nada que favorezca a los intereses de esta sociedad dedicada al telemarketing, como locales, ni ha mantenido con ellos ningún tipo de relación.

Sobre las diligencias previas de la Fiscalía, asegura la empresa que ha "tomado la iniciativa" de aportar la documentación necesaria para "desvirtuar las imputaciones" de CCOO, que le acusa de haber defraudado más de un millón de euros desde los centros de empleo para discapacitados con los que operaba en Granada, Málaga y Jaén, donde tiene su sede social.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios