sanidad | protesta para reclamar mejoras en el sistema sanitario

Un clamor ciudadano por la sanidad

  • Más de 15.000 personas convierten en un éxito la manifestación convocada para reclamar mejoras en el sistema de salud

  • Los convocantes creen que marcará un antes y un después

Comentarios 1

El reloj de La Palma marcaba las nueve de la noche. La Plaza Alta estaba llena y la organización contó desde el pequeño escenario montado para la ocasión, micrófono en mano, que los datos que trasmitía la Policía Local es que se habían juntado más de 15.000 personas. Que pocas veces, añadió, se había visto algo así en Algeciras. La gente prorrumpió en gritos y vítores, los brazos en alto. Como una señal de victoria. Justo la sensación que dio; que resultó un gran triunfo. La manifestación celebrada ayer para reclamar un sistema público sanitario de calidad fue un rotundo éxito.

Efectivamente los cálculos de la Policía Local apuntaron a una asistencia de alrededor de 15.000 personas, que algunas fuentes de la organización elevaron a 20.000 en ciertos momentos, como cuando la marcha alcanzó la avenida Virgen del Carmen y, desde los edificios, en alto, se perdían a la vista la cabecera y la cola de la comitiva. Algeciras y la comarca respondieron a la llamada de la convocatoria ciudadana para reivindicar mejoras en el Área Sanitaria del Campo de Gibraltar y a la multitudinaria protesta por cómo están las cosas contribuyeron las muchas excursiones que llegaron desde otros puntos de la provincia y de Andalucía, como de Huelva, Sevilla o Granada. De Granada llegó el doctor Jesús Candel, conocido como Spiriman, el médico de Urgencias que está catalizando una marea blanca de exigencias en toda la comunidad. Ayer en la Plaza Alta le cantaron "tú sí que vales" y enardeció al pueblo con sus palabras.

Jesús Candel, 'Spiriman', alienta a la gente a continuar con las reivindicacionesMuchas excursiones de fuera contribuyeron al destacado dato de asistencia

Otro doctor, éste del Punta de Europa y de Preventivos, es Jesús Dávila. Los ciudadanos que organizaron la manifestación de ayer lo llaman con cariño "nuestro Spiriman". También se dirigió a la gente desde el escenario de la Plaza Alta y consideró que el Campo de Gibraltar alumbró ayer el 15-S de la sanidad, un punto de inflexión que marcará el devenir de las reinvindicaciones en la zona que tienen que ver con la salud.

La marcha partió de las puertas del hospital algecireño a las siete de la tarde. Ya se habían juntado miles en la partida y se fueron uniendo más y más durante el recorrido hasta llegar al corazón de la ciudad. En la Plaza Alta además estaban esperando otros. El espacio se llenó para escuchar las intervenciones, pero ya muchos se habían dispersado y no se quedaron. Y casi que mejor, porque se temió un colapso en el centro.

Hubo representantes políticos (José Ignacio Landaluce, Luis Ángel Fernández, Inmaculada Nieto o Jorge Romero, por ejemplo). Landaluce tuvo algún momento de tensión con presentes portuarios. Apenas del PSOE. Lo cierto es que las consignas de la gente vapulearon a Susana Díaz de principio a fin, durante tres horas.

Pero, de cualquier modo, sobre todo tuvo protagonismo, y éste fue un hecho destacado, la ciudadanía, gente anónima de diferentes edades que quiso estar en la cita, como tampoco se la quiso perder el ex Defensor del Pueblo Andaluz José Chamizo.

La manifestación coincidió con el caso de la pareja de Los Barrios que ha perdido a las gemelas que esperaban tras acudir a Urgencias y ser mandados a casa. El padre, Sergio Ceballos, y familiares estuvieron en la marcha. La abrieron con una tremenda pancarta que decía: "A Leyre y Abril no les dieron la oportunidad de luchar".

El origen de la movilización de ayer se puede encontrar en la plataforma cívica alentada por una serie de madres que se han topado sin los especialistas en la zona que precisan sus hijos o sin la atención que reclaman para ellos. Dos de ellas, Gema Ortiz y María Sierra, leyeron el manifiesto, junto a Félix Montes, del colectivo de afectados del Punta de Europa; Toñi Moreno, de la marea blanca de Tarifa, y Paqui Bautista, de una asociación de pacientes de colitis ulcerosa.

El manifiesto cargó contra "el deterioro progresivo del sistema sanitario" en el Campo de Gibraltar y los "recortes". "Una dramática realidad no reconocida" por la administración, agregó. Una de las reclamaciones leídas fue, de hecho, la dimisión del equipo directivo del Área Sanitaria.

Otras demandas expuestas fueron un plan de mejora en la atención primaria, un plan de mejora en las listas de espera, el cese del cierre programado de recursos sanitarios (en verano por ejemplo), el fin de la política de personal basada en los eventuales, adecuar las camas públicas a los estándares oficiales, la construcción del hospital materno infantil en Algeciras, un plan de mejora en Urgencias, mejor atención al paciente oncológico, en general más medios humanos y materiales, avances en la salud mental, el fin de las externalizaciones o un plan especial de limpieza. Fueron muchas, que se podrían resumir en que la comarca necesita dos hospitales completos con todos los especialistas. Jesús Candel dijo: "Me he quedado indignado con cómo estáis aquí. No lo debéis permitir".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios