Una gaditana que se enfrenta al dolor

  • La prestigiosa revista 'Science' acaba de publicar un artículo en cuya elaboración ha participado Esther Berrocoso · Su equipo de investigación demuestra que es posible atacar este mal y aliviar el sufrimiento

Comentarios 21

Si la apendicitis no produjera dolor, sería muy grave y peligroso porque no nos enteraríamos de que algo está fallando en nuestro organismo. Con esta argumentación, Esther Berrocoso nos introduce en su campo de investigación: el dolor.

Esta isleña licenciada en Farmacia por la Universidad de Sevilla y cuya tesis doctoral la realizó en la Facultad de Medicina de la Universidad gaditana se asomó a las páginas de este periódico en 2008, tras obtener la prestigiosa beca de investigación Marie Curie que desarrolló, durante dos años, en la Universidad de Cambridge, en el departamento de Farmacología. Ahora vuelve a ser noticia porque, junto a otros cuatro investigadores, ha rubricado un artículo de gran relevancia sobre el dolor que acaba de ser publicado por la destacada revista científica Science.

La novedad del trabajo de investigación realizado por este equipo y que queda recogido en el artículo HCN2 ion channels play a central role in inflammatory and neuropathic pain reside, según explica Berrocoso, en la demostración de que la expresión de la proteína que es producida por el gen HCN2 es crítica para algunos aspectos particulares del dolor. "Y lo interesante de nuestro trabajo es que el bloqueo del gen HCN2 (mediante su eliminación o por procedimientos farmacológicos) quita el dolor de tipo inflamatorio o neuropático pero, curiosamente, no interfiere con el procesamiento del dolor normal agudo. Este hallazgo, por tanto, puede tener una importante relevancia clínica porque la transmisión normal de dolor agudo es esencial para la vida por su función de alerta".

Asimismo, el trabajo realizado por E. C. Emery, G. T. Young, L. Chen, P. McNaughton (investigador principal, director del departamento de Farmacología de la Universidad de Cambridge y supervisor de Berrocoso durante su estancia en Cambridge) y la gaditana identifica una nueva diana terapéutica para el desarrollo de nuevos fármacos analgésicos. "Estos nuevos fármacos podrían bloquear la proteína HCN2, proporcionando así alivio en dolores de tipo inflamatorio y neuropático sin afectar a la conducción normal del dolor agudo. Y estos fármacos podrían ser especialmente útiles en dolores neuropáticos que actualmente siguen sin tener un tratamiento del todo óptimo".

Sin embargo, la joven de 34 años apunta que el desarrollo de estos fármacos no será una tarea fácil, pues habría que salvar dos obstáculos: el diseño de un fármaco altamente específico para la proteína HCN2 y que no afecte a HCN4 (que regula la frecuencia cardíaca); y que no atraviese la barrera hematoencefálica donde la proteína HCN2 regula el movimiento y el estado de consciencia.

Actualmente, la licenciada en Farmacia está desarrollando su labor docente e investigadora en la Universidad gaditana, y está centrada en conocer qué ocurre en el cerebro de un enfermo con dolor crónico para que el dolor produzca tanto sufrimiento, de manera que los pacientes padezcan depresión y ansiedad. "Algo, alguna sustancia, en alguna parte del cerebro debe ser la responsable de que esto ocurra, descubrirlo sería un gran paso en la investigación en dolor y en salud mental", comparte.

Con respecto a la publicación del artículo en Science, Berrocoso señala que esta prestigiosa revista sólo edita trabajos que proporcionen un avance muy significativo en un tema determinado de la ciencia. "Publicar en ella requiere un largo y exigente proceso de revisión por parte de importantes especialistas en la materia. Además, una vez analizado el juicio de estos especialistas, un comité de expertos y que forman parte del comité editorial deciden si se publica o no".

La profesional, que pretende seguir trabajando en su "joven pero ilusionado" grupo de investigación, aspira a ser "una buena transmisora de conocimiento".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios