Detectan rasgos distintivos del cerebro autista mediante resonancia magnética

  • La técnica puede reforzar el diagnóstico, basado hasta ahora en la observación clínica.

Investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford y el Hospital Infantil Lucile Packard, ambos en Estados Unidos, han utilizado un nuevo método para analizar los datos del escáner cerebral con el fin de distinguir a los niños con autismo de los niños con un desarrollo normal. Su descubrimiento, que ha sido publicado en la revista Biological Psychiatry, revela que la materia gris en una región del cerebro, que afecta a la comunicación social y los pensamientos relacionados con el autorreconocimiento, posee una organización distinta en las personas con autismo.

Mientras que los diagnósticos de autismo se basaban hasta ahora, exclusivamente, en la observación clínica y en los resultados de una batería de pruebas psiquiátricas y educativas, los investigadores han realizado avances hacia la identificación de características anatómicas en el cerebro que ayuden a determinar si una persona es autista.

"Los nuevos hallazgos ofrecen una visión única y global de la organización del cerebro en niños con autismo y muestran una relación entre las características de las diferencias de la estructura del cerebro y la severidad de los síntomas del autismo", explica el doctor Vinod Menon, director de la investigación y profesor de psiquiatría y ciencias del comportamiento y de neurología y ciencias neurológicas.

"Nos estamos acercando a ser capaces de utilizar la tecnología de imágenes cerebrales para ayudar en el diagnóstico y tratamiento de personas con autismo", afirma el psiquiatra infantil Antonio Hardan, coautor del estudio y profesor asociado de ciencias de la psiquiatría y el comportamiento de la Universidad de Stanford.

Según Hardan, los escáneres cerebrales no reemplazarán completamente los métodos tradicionales de diagnóstico del autismo, que se basan en la evaluación del comportamiento, pero con el tiempo podrán ayudar al diagnóstico en los niños pequeños. El autismo se presenta en aproximadamente uno de cada 110 niños. Se trata de un trastorno incapacitante que afecta al desarrollo de las habilidades del niño: el lenguaje, la interacción social y la capacidad de sentir cómo uno es percibido por los demás. El estudio comparó datos de resonancias magnéticas de 24 niños autistas de entre 8 y 18 meses con datos de 24 niños de desarrollo típico pareados por edad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios