Chabrol hace de Don Tancredo

Claude Chabrol es un director menor del entorno de la Nueva Ola que ha logrado convertirse en un clásico gracias a su longeva fecundidad y su don trancredismo temático y fílmico: quedándose quieto -rodando siempre la misma historia de forma muy parecida a lo largo de muchísimos años: éste de 2008 celebra medio siglo tras la cámara- ha logrado burlar al toro del tiempo. Pero Don Tancredo formaba parte del universo de los espectáculos cómico taurinos, no del arte del toreo. Chabrol aportó en continuidad obras de enjundia fílmica entre 1958 y 1960 -Le beau Serge, Les cousins, A double tour- y entre 1968 y 1971 -Les biches, La femme infidele, Que la bete meure, Le boucher, La ruoture, Juste avant la nuit-, siendo el resto de su obra un tobogán que ofrece títulos de alto interés (Les noces rouges, Violette Noziere) y de baja -bajísima- calidad (Marie Chantal contre le docteur Kha, Docteur Popol, La route de Corinthe). Godard y Truffaut rodaron películas mejores y peores, obras maestras o fallidas; pero nunca sucumbieron al cine comercial como Chabrol ni sufrieron sus altibajos.

Gracias a esa asombrosa mercadotecnia de la inteligencia en la que Francia es maestra el estimable pero desigual Chabrol ha sido y es valorado y exportado como un Auteur. Esta aburrida, pedante, mil veces vista, fría y carente de pulso película se adscribe a la parte más débil, pero también más pretenciosa, de su obra. Chabrol rescribe un crimen clásico (el asesinato por celos del arquitecto Stanford White a manos del joven heredero Harry K. Thaw) que ya fue llevado al cine por Richard Fleischer en La muchacha del trapecio rojo con mejores resultados. Lo hace con un estilo desganado (que se quiere frío), distante (que se quiere objetivo) y poco verosímil (que se quiere irónico). Salvada in extremis por el oficio del realizador y por los actores, esta película no añade un grave borrón en la larga filmografía del casi octogenario realizador; pero tampoco le aporta ninguna gloria.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios