Vecinos de la urbanización San Felipe denuncian una oleada de robos

  • La Policía Local detuvo a un menor que intentaba acceder a una vivienda junto a otros dos

  • Además amenazaron al vigilante

La urbanización San Felipe, ayer. La urbanización San Felipe, ayer.

La urbanización San Felipe, ayer. / jorge del águila

La comunidad de propietarios del polígono de San Felipe denunció ayer que desde el pasado 8 de agosto se vienen repitiendo una serie de robos e intentos en viviendas de esta urbanización, situada frente a la frontera de Gibraltar y junto a la avenida 20 de abril. Según informó el administrador de la comunidad, José Miguel Marín, los presuntos autores de estos robos son unos jóvenes de origen marroquí que viven en la calle, en los techos de los locales de Sacra -Podemos lo denunció hace unos días-, y que uno de ellos fue detenido la madrugada del lunes al martes por otro intento de robo.

El administrador de la comunidad señala que ya se han producido cinco robos y otros tres intentos, además del suceso de la madrugada del martes, cuando tres de estos menores intentaron colarse en el aparcamiento de la urbanización pasadas las 2:00. El vigilante los echó, pero acto seguido intentaron entrar en un piso del bloque 2 que tenía la ventana abierta. El vigilante avisó a la Policía Local, que se personó en el lugar de inmediato y detuvo a uno de estos menores después de identificarlo.

Sin embargo un vecino avisó al vigilante de que sospechaba de que los otros dos menores habían accedido a la vivienda. Los policías locales volvieron al lugar y observaron movimiento en la casa, pero finalmente confirmaron que no había entrado nadie. El vigilante del garaje volvió a la garita y allí recibió amenazas por parte de estos menores. También se personaron en el lugar agentes de la Policía Nacional, que miraron a fondo toda la zona por si los menores aún estaban por allí, pero no dieron con ellos.

José Miguel Marín alerta de que sucesos como este pasan prácticamente a diario. Los menores, presuntamente fugados del centro de La Concepción, fuerzan puertas o se cuelan en las viviendas a través de las ventanas. Suelen entrar en los portales y desde ahí acceden a las casas o a los ojos de patio, aunque en las viviendas de plantas inferiores también han accedido desde el exterior, sin importar que sea de día o de noche. También merodean durante todo el día por zonas cercanas, como la Plaza de la Constitución o la frontera.

El administrador de la comunidad, que tiene previsto trasladas hoy estos hechos al Ayuntamiento, también indicó que hace unos días los vecinos localizaron a estos menores porque se les cayó el objeto que utilizan para entrar por los ojos de patio y cundió la alarma en la urbanización. Eran las 19:00.

"En esta urbanización vive mucha gente mayor, incluido señoras viudas solas, por lo que estos robos e intentos han causado una gran alarma social en la barriada", indica José Miguel Marín.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios