Una broma a 700 kilómetros de casa

Comentarios 1

LOS violentos han vuelto a pinchar en hueso. La escena que se vivió ayer en la Facultad de Económicas de Santiago de Compostela tiene todos los ingredientes de la cobardía elevada al cubo. Ese grupito de presuntos estudiantes, amantes de la batahola, impermeables al parecer a la argumentación y al contraste, se han cubierto de gloria por partida doble: han intentado pegar a una mujer en un centro universitario.

Estos sosias gallegos de Jarrai-Haika-Segi (el entramado proetarra) y de Ikasle Abertzaleak (las juventudes universitarias de Batasuna) fueron ayer mucho más lejos, de largo, que sus patrocinadores, que nunca han agredido sino verbalmente a María San Gil. Ayer, la sangre estuvo a punto de llegar al río. Curiosamente, a 700 kilómetros de San Sebastián.

La presidenta del PP vasco no gasta complejos y no tiene empacho, ahí es nada, en definirse como "hija política" de Mayor Oreja. Sempiterna detractora del nacionalismo vasco, apela al palo y tentetieso sin más con ETA. Por ejemplo, reniega de las reuniones que mantuvieron los socialistas vascos con Batasuna durante el extinto alto el fuego, unos encuentros que llegó a comparar con "la foto de Hitler y Franco" en Hendaya en octubre de 1940. No hay duda de que forma parte del ala más conservadora del PP. Ni de que esta mujer no se amilana. Ni con insultos, ni con bombas.

Esto le convierte en objeto de culto para los violentos. Es curioso -aunque conociéndola un poco resulta lógico como una secuencia matemática- que fuera un terrorista, Txapote, quien la empujara a afiliarse al PP, cuando ese individuo asesinó a bocajarro a Gregorio Ordóñez mientras comía con su asesora (ella) en un restaurante. "De repente había una pistola sobre su cabeza, se disparó y la cara de Gregorio cambió. Creí que era una broma macabra", declaró en el juicio.

Lo de ayer es el síntoma de que algo no funciona. ¿Universitarios insultando y pegando a una mujer? Mejor pensar que no lo son. Y le llamaban fascista. Esa sí es una broma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios