Una calzada para subir al Castillo

  • Aunque los lugareños llaman a la vía romana, hay un sector que asegura que es de la época medievall consejos La calzada que sube a Castellar Viejo tiene 4.700 metros y se aconseja recorrerla en primavera y con viento de poniente

En Castellar siempre se ha dicho que hay una calzada romana. Pero hay quienes defienden que la calzada que sube al castillo en verdad es medieval pero los lugareños la denominan romana, adjetivo con más empaque.

Esta calzada ha visto estos años trabajar concienzudamente a las escuelas taller que le han dedicado el tiempo que merece.

Los castellarenses afirman que fue utilizada en tiempos inmemoriales por los arrieros para subir al Castillo y luego descender de vuelta a La Boyal. Recorrer la calzada en primavera es un regalo para los sentidos y en este hecho cobra mucha importancia su mantenimiento.

Los que conocen la ruta aconsejan que se realice en poniente cuando al ascender la panorámica de la comarca es nítida. Puestos a ello, hay que llegar a la venta La Jarandilla. Más adelante hay un puente y 50 metros a mano derecha, da comienzo la calzada que llevará a los caminantes hasta la fortaleza.

Se trata de un itinerario de 4.700 metros y la primera parte transcurre por un camino medieval empedrado que se le conoce como Calzada Romana. El origen de este camino medieval es desconocido, pero se cree que bien pudo ser una antigua calzada romana que servía para acceder a un asentamiento romano localizado bajo los cimientos del actual castillo musulmán.

La segunda parte comienza justo en frente del Punto de Información Turística y transcurre por otro camino empedrado que lleva hasta una fuente conocida como Fuente Vieja, de gran valor histórico-artístico, que abasteció de agua a los castellarenses hasta no hace muchos años. El castillo se alza sobre un cerro de empinadas laderas en el parque natural de Los Alcornocales, entre los ríos Guadarranque y Hozgarganta, divisando el embalse, así como Gibraltar y el Estrecho. Como su nombre indica, esta fortaleza árabe construida en el siglo XIII se encontraba en una posición de frontera, defendiendo el reino de Taifas, de Algeciras.

El debate sobre si procede del medievo o su origen es romano sigue abierto. Sin duda el mundo romano era muy amplio y había que comunicarlo de una manera eficiente. Para ello, se construyó una extensa red de calzadas, que no solo hacía que aumentasen las relaciones económicas y sociales, sino que habilitaba una forma rápida de trasladar los ejércitos para defender a la población.

Envía tus convocatorias a viviraqui@europasur.com

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios