Ponce triunfa de manera rotunda en la plaza de toros de Melilla

  • El valenciano corta tres orejas y un rabo. Manolo Sánchez corta dos orejas y Morante, de vació

Enrique Ponce salió ayer en hombros tras cortar tres orejas y un rabo en el festejo en Melilla y triunfó junto a Manolo Sánchez que cortó dos orejas en el quinto. Morante de la Puebla no pudo acompañar a sus compañeros en el triunfo tras pinchar varias veces una faena importante.

Enrique Ponce desplegó toda su tauromaquia y maestría con el cuarto, un toro noble y manejable, al que supo entender y mimar, en una faena de menos a más con gran conexión con el público. Tras el estoconazo final su labor fue premiada con las dos orejas y el rabo. Antes, con el que abrió plaza, un toro parado y sin clase, cortó una oreja tras otra faena meritoria del valenciano.

Manolo Sánchez también pudo lucirse en el quinto al que le cortó las dos orejas. El diestro sobresalió en las series al natural con un toro manejable. En el segundo solo pudo saludar una ovación tras enfrentarse a un toro sin fondo.

Morante de la Puebla, por su parte, brilló ante el sexto con el que dejó detalles de su personalidad. Pinchó en varias ocasiones Con el tercero, también sin fondo, no obtuvo lucimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios