El Fandi, única luz en tarde de mansos

GANADERÍA: Toros de El Vellosino, descastados y mansos. TOREROS: Manuel Jesús 'El Cid', pitos y pitos. David Fandila 'El Fandi', petición y oreja. Miguel Ángel Perera, silencio y aplausos. Incidencias: Plaza de La Glorieta de Salamanca. Dos tercios de entrada.

David Fandila El Fandi fue, junto a algunos pasajes de la faena de Miguel Ángel Perera al último de la tarde, lo único destacado del cuarto festejo de la Feria de Salamanca, en medio de un recital de toros mansos y descastados de la ganadería de El Vellosino.

El Fandi recibió al segundo con una larga cambiada. El toro, de fuerzas muy medidas, perdió empuje. El tesón del espada granadino fructificó en varias tandas con la muleta que tuvieron el reconocidas del público con una petición mayoritaria de oreja, que no atendió la presidencia. Ante el otro dio varias tandas premiadas, junto a su entrega, por el público de La Glorieta con la primera y única oreja de la tarde, tras un aviso.

El Cid, que partió plaza, se enfrentó a un primer oponente sin casta, mansurrón y distraído al que apenas sacó algún muletazo aislado en un trasteo muy corto. La lidia del cuarto fue un verdadero descontrol por parte de El Cid, lo que ha provocó el enfado de los tendidos ante la escasa entrega del sevillano delante de un nuevo manso.

Perera, con otro toro malo, no consiguió ligazón en su labor. Con el último, distraído y con una obstinada querencia a chiqueros, el extremeño únicamente pudo sacar algunos pases estimables.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios