Los sindicatos rechazan el nuevo Plan Industrial presentado por Navantia

  • Critican la ausencia de previsiones para aumentar la plantilla y el trato "residual" que se da a la construcción civil · Esperan abrir una mesa de negociaciones con la empresa a partir de enero

Navantia ha presentado a los principales sindicatos su nuevo Plan Industrial que tendrá vigencia hasta 2011. Esta propuesta, sin embargo, no ha sido acogida de buen grado por parte de los representantes sindicales de los tres centros de esta empresa pública en la Bahía de Cádiz.

La principal crítica se debe a que dicho plan no contempla en ninguno de sus puntos aumento de plantilla. El presidente del comité de empresa de los astilleros de Puerto Real, Ramón Linares (CCOO), explicó que los cuatro puntos principales con los que no están de acuerdo los sindicatos son, de un lado, la nula referencia a aumento de plantilla. En segundo lugar, el trato residual que se da, en su opinión, a la construcción civil. En tercer lugar, la no existencia de previsiones para la industria auxiliar. Por último, critican la excesiva centralización de la compañía pública respecto de la dirección de cada astillero.

Linares señaló que Navantia "cae en los mismos errores históricos que ha cometido hasta ahora; uno de ellos es la excesiva centralización de la compañía, que no permite tener autonomía a cada centro". Esto tiene mucho que ver, según explicó, con la contratación necesaria para los "buenos momentos de carga de trabajo que vivimos, que son también históricos, por lo que es ahora cuando creemos imprescindible aumentar la plantilla". Además, para el comité puertorrealeño, otro de los fallos del nuevo plan es el trato "residual" que se da a la construcción civil. Al respecto, indicó que "ahora en Puerto Real estamos haciendo tres buques ro-ro y por eso, Navantia cree que la parte de construcción civil ya está completa y deja de buscar más contratos en el mercado civil; eso es un error". Por otro lado, Linares también criticó que este plan "ni siquiera se mencione" a la industria auxiliar.

Por su parte, el presidente del comité de Navantia en Cádiz, Jesús Gargallo, cree que el plan industrial contiene algunas líneas de acción que no son muy positivas para la factoría de la capital y, en su conjunto, para las de la Bahía, al presentar un continuismo en la "excesiva centralización" de los procesos de trabajo, apostar por una potenciación de la actividad militar (aunque reconoce que no se abandona la carga de trabajo civil) y al no contemplar una ampliación de la plantilla de trabajadores en un momento "óptimo" para hacerlo.

Los sindicatos esperan abrir una mesa de negociaciones tras las vacaciones navideñas, con el objetivo de acercar posturas, a pesar de que, según critican, la empresa no muestre disposición.

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios