Prensa amarilla del Renacimiento

Stendhal podría haber multiplicado por mil las páginas de sus novelas con estas Crónicas Italianas, pero como él mismo indica "he tratado de que la traducción del antiguo estilo italiano, serio, directo… no se viera influida por la refinada literatura moderna ni por las ideas de nuestro siglo… El autor desconocido del manuscrito es un personaje circunspecto que nunca juzga los hechos ni los manipula; lo único que le interesa es relatar de forma verídica". Y así se narran estas crónicas, con una velocidad de teletipo que las hace aún más descarnadas. Los Cenci, La duquesa de Palliano, Vittoria Accoramboni, catálogos de delitos, intrigas, traiciones y mezquindades en la Italia del siglo XVI; bitácoras de nave de locos que han servido de inspiración a numerosos artistas desde el Renacimiento.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios