Zarpa el 'glamour' de Venecia

  • Cindy Crowford, Madonna, Evna Rachel y Marisa Tomei estrenaron la alfombra roja de la 'Mostra' con diseños elegantes, sencillos y larguísimos.

La alfombra roja de la Mostra de Venecia se desplegó en la noche del miércoles dando paso a un desfile de actrices y famosas en general dispuestas a mostrar sus mejores galas. Aún queda mucho por verse, pero la primera velada sirvió para dejar claro el glamour y la elegancia de las estrellas en el privilegiado entorno de la ciudad de los canales.

Fue la noche de George Clooney, eso es evidente. Sólo Madonna, presentando fuera de concurso su segunda película como directora, fue capaz de robarle protagonismo al atractivo y talentoso actor y director. La 'diva del pop' apareció ante los medios embutida en un ajustado vestido negro de recatado cuello blanco rematado por una cruz. Con el pelo suelto ondulado y tacones de vértigo, a sus 53 años la cantante demostró que lleva a rajatabla su lema de reinventarse a sí misma. Ella lo está haciendo con esta segunda incursión en elcine, con la que pretende no darse el batacazo de la primera vez.

El 'soltero de oro' y galán de la noche, quien recientemente ha acabado su relación con Elisabetta Canalis, apareció, por su parte, solo a su cita con la alfombra roja. O debería decirse mejor sin compañía femenina, pero muy bien escoltado por una troupé de amigos a los que él mismo condujo hasta el estreno en su propia lancha.

Entre ellos, Cindy Crawford, con un espectacular vestido rojo de Roberto Cavalli y adornada con joyas de Chopard. La ex modelo iba acompañada de su marido, Rande Gerber, también íntimo de Clooney.

La pandilla la integraban, también, Evan Rachael Wood, de blanco y muy original, y Marisa Tomei, quien optó por el color pistacho de un traje de Marios Schwab con mangas largas que adornó con un largo collar de perlas. Ambas actrices, que intervienen en la nueva cinta de Clooney, derrocharon simpatía en la alfombra roja. Tomei, por ejemplo, no escatimó a la hora de firmar autógrafos a sus admiradores, apostados allí durante horas para ver de cerca a las estrellas. Por último, en el grupo que llegó en compañía de George Clooney iba Bianca Brandolini luciendo un diseño de Giambattista Valli .

A pesar del buen gusto demostrado por las anteriores, la que se llevó el reconocimiento a más elegante de la velada fue Diane Kruger y su espectacular vestido en color nude bordado con aplicaciones y con falda de tul de Elie Saab.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios