Verónica Castro, de 'Los ricos también lloran', cumple 65 años

Verónica Castro, de 'Los ricos también lloran', cumple 65 años Verónica Castro, de 'Los ricos también lloran', cumple 65 años

Verónica Castro, de 'Los ricos también lloran', cumple 65 años

Verónica Castro fue un ícono de las telenovelas mexicanas en la década de los 80, con su sensualidad y sus ojos verdes. A los 65 años, que cumple hoy, está a punto de romper con una larga ausencia en la pantalla con una serie de Netflix.

Castro, conocida como La chaparrita (bajita) por su estatura de 1,54, consiguió un fuerte impulso para su incipiente carrera en 1970 cuando el diario El Heraldo la eligió 'El rostro del año'. Después de cinco décadas ha probado todo. Hizo fotonovelas, radio, televisión, cine y teatro. Bailó, grabó discos y se cayó de un elefante en un reality del que era presentadora. En el camino se graduó en Relaciones Internacionales, tuvo dos hijos -el cantante Cristian Castro y Michel-, sufrió varios desencantos amorosos, rompió con su televisora de toda la vida y se convirtió en abuela.

Ahora la protagonista de Los ricos también lloran, El derecho de nacer y Rosa salvaje, está grabando la serie La casa de las flores del mexicano Manolo Caro, que estrenará Netflix en 2018. "Ya intenté de todo, hice de todo, pero me faltaba una serie", dijo la actriz, que se llama Verónica Judith Sáinz Castro. "Estoy muy emocionada y agradecida porque es una gran oportunidad que tengo que aprovechar".

Nacida en Ciudad de México el 19 de octubre de 1952, grabó trece telenovelas en México, cuatro en Argentina y una en Italia, con las que hizo suspirar también a rusos, chinos y japoneses. Su primera aparición en una telenovela, con un papel secundario, fue en 1969 en Yo no creo en los hombres. Filmó también veinte películas y treinta programas de televisión, actuó en quince obras de teatro y grabó veinticinco discos.

Con Cristian pequeño consiguió en 1979 su primer papel estelar en una telenovela como Mariana Villarreal en Los ricos también lloran. Fue un éxito mundial. Se exportó a unos 120 países y se tradujo a más de 20 idiomas. También cantaba el tema central, Aprendí a llorar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios