Aprender de los errores y no relajarse, la lección para el Barça en Anoeta

  • Busquets admite que el equipo debe tomar nota y prefiere pasar página para pensar en el Milan

El centrocampista del Barcelona Sergio Busquets admitió ayer que su equipo necesita "aprender de los errores", como los mostrados anoche en el empate ante la Real Sociedad (2-2), "sin relajarse" y centrarse en los próximos partidos, como en el estreno de la Liga de Campeones mañana ante el Milan.

En rueda de prensa, Busquets, un habitual en la posición de mediocentro defensivo que esta temporada prácticamente juega como central a causa de las lesiones de Puyol y de Piqué, considera que es el momento de "pasar página", pero "sin relajarse".

"Partidos como el de Anoeta demuestran la dificultad de ganar, sobre todo en campo contrario, comentó el centrocampista, quien recordó que el año pasado ocurrió algo similar con una derrota sufrida frente al Hércules (0-2) y que ahora no es el momento de lamentarse.

"Debemos tomar nota de todo ello, corregir los errores y pensar ya en la Champions y en el Milan", insistió Busquets, quien recordó que en Anoeta el Barca tuvo que "matar el partido antes", aunque nunca se vio ganador del mismo antes de hora.

Busquets también habló del chileno Alexis Sánchez, lesionado de gravedad durante el partido de ayer (dos meses de baja por una rotura en el bíceps femoral). Está "preocupado" y su ausencia es "importante", porque el delantero estaba ayudando mucho: "se estaba adaptando muy rápido".

En cuanto al próximo rival del Barca, el Milan, Busquets indicó que los azulgranas tienen que pasar página ante el inicio de otra competición como es la Liga de Campeones. "Tienen grandes jugadores, especialmente en la delantera, con Ibrahimovic, Pato, Robinho y Cassano, y tendremos que estar muy pendientes de ellos", afirmó, asegurando que el encuentro puede ser importante para dirimir el liderato del grupo. "Sería importante comenzar con los tres puntos. Jugamos contra un rival muy duro que luchará por el liderato", recalcó. En la primera fase, el Barca también deberá medirse al Bate Borisov bielorruso y al Victoria Plzen checo.

En realidad, que el Barca compita en el inicio de la temporada después de un partido de selecciones es prácticamente sinónimo de una no victoria para los de Pep Guardiola, algo de lo que se encargó de recordar el entrenador en la víspera, pero que no por ello impidió el empate en Anoeta. Por cuestiones derivadas de la planificación de la preparación física, por cansancio por los traslados de los jugadores o por mentalidad, el caso es que el Barça falla después del parón de estos partidos internacionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios