Moda flamenca Pasarela Emprende Lunares: Elegancia y 'glamour' entre volante y volante

  • La pasarela Emprende Lunares ha celebrado este miércoles su segunda sesión en el patio de la Fundación Cajasol

Segunda jornada de la Pasarela Emprende Lunares

El patio de la Fundación Cajasol acogió este miércoles la segunda sesión de la pasarela Emprende Lunares, un anticipo a Simof. Jorge Sánchez, Pilar Arregui, María Fernández Fuentes y Pepa Mena fueron los encargados de mostrar sus colecciones y acercar la Feria de Abril al gélido enero. Como en la sesión anterior, la tónica dominante fue la variedad sin ningún elemento preponderante, aunque los guiños a la moda de otras décadas estuvieron muy presentes.

Una flamenca femenina y sensual

Inspirado por sus primeros contactos con el mundo flamenco, Jorge Sánchez presentó Raíces, una colección que renueva un clásico de forma elegante y femenina. Con figuras muy entalladas, en los diseños de Sánchez se aprecian las faldas canasteras, de capa y con varios volantes. Femenina y sensual, la flamenca de Jorge Sánchez muestra escotes en V, espaldas abiertas con diferentes acabados y transparencias.

En cuanto a los tejidos, destacan el popelín, el percal, el organdí, la gasa plisada, el crepe y el tul elástico. Los colores elegidos son el rojo, el mostaza, el blanco y el negro.

Una flamenca muy años 50

Con mujeres decididas como protagonistas, Pilar Arregui presentó Poderosa, una colección que muestra la elegancia de la mujer reflejada en la moda de los años 50 pero con matices flamencos. Mezclando la belleza del traje de flamenca con la elegancia de esta época, Arregui apuesta por los diseños de una o dos piezas y el juego de los talles, que son a la cintura, a la rodilla o evasé.

En Poderosa se aprecia la variedad y el glamour con escotes delanteros y espaldas desnudas que se combinan con mangas largas o a la sisa, camisas, chaquetas, batines y blusones. En sus volantes, de capa y al hilo, se reflejan rayas, lunares y estampados florales en azul, blanco, rojo y amarillo.

Una flamenca de tejidos cómodos

Inspirada por Alicia en el País de las Maravillas, María Fernández Fuentes presentó Tic-tac, una colección en la que predominan las formas geométricas. Buscando la comodidad de la flamenca, Fernández se decanta por el elastano, que ofrece confort a la mujer al adaptarse a su figura y permitirle la movilidad.

En sus diseños se aprecian tonos como el rosa, el buganvilla, el celeste y el amarillo, que se combinan con colores neutros como el blanco y el negro. Destacan los complementos, con pendientes de grandes flores de los que cuelgan flecos a juego con cada vestido.

Diseños con caída y vaporosos

Encargada de cerrar los desfiles, Pepa Mena presentó Volare, una colección que difiere en hechuras y colores sin perder la esencia. El volumen desaparece en los diseños de Mena para dar paso a la vaporosidad con diseños con mucha caída.

Tejidos ligeros y vaporosos otorgan a la flamenca de Mena un halo de delicadeza que se refuerza con el empleo de tonalidades suaves, aunque el color predominante es el coral. En Volare destaca algún outfit flamenco inspirado en los años 70.

Anticipo de Simof, que inaugura el 7 de febrero, Emprende Lunares se convirtió en el mejor escaparate para las nuevas promesas de la moda flamenca que busca su sitio en un universo que cada vez tiene mayor auge y demanda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios