Toros

El ojo izquierdo de Juan José Padilla empeora

  • El diestro pasa una revisión en Oviedo donde le diagnostican cataratas y el pronóstico es grave

Comentarios 9

El matador de toros Juan José Padilla visitó ayer la Clínica Oftalmológica Fernández-Vega de Oviedo donde se le practicó una revisión oftalmológica para conocer la evolución de la visión en el ojo izquierdo, según informó a este diario su hermano Oscar Padilla. Un revisión donde le dijeron al diestro que podía perder el ojo, algo que ha provocado una recaída emocional del torero jerezano.

El parte médico emitido por la clínica del doctor Fernández-Vega aseguró la existencia de estas cataratas aunque enumera alguna serie de mejoras en otros aspectos. "La exploración muestra que el ojo derecho está bien, que la agudeza visual está dentro de los límites normales. La exploración del ojo izquierdo evidencia una recuperación del traumatismo comparada con la revisión del 20 de octubre. El estudio del segmento anterior muestra la existencia en el edema corneal de sinequias posteriores y cataratas traumáticas. La exploración del fondo del ojo evidencia también una reducción de la inflamacion y se visualizan intraoculares como la retina y la cabeza del nervio óptico. El paciente no ha recuperado percepción de luz y continúa con el tratamiento regenerativo y antiinflamatorio". El pronóstico, según el parte, es de "muy grave y se mantiene una actitud expectante ante cualquier variación en la percepción visual para indicar otros cuidados médico quirúrgicos".

Oscar Padilla destacó que su hermano "ha sufrido una recaída emocional muy fuerte porque le han dicho que puede perder el ojo. Han aparecido cataratas, que pueden provocar una infección y perforar así el globo ocular. Aunque se ha venido abajo anímicamente me dijo ayer que si la siguiente revisión era después de Reyes iba a perder el principio de la temporada. Hecho que demuestra la raza y amor a su profesión que tiene mi hermano"..

Además de seguir con el tratamiento de ácido fólico y vitamina B, Padilla será sometido a un nuevo tratamiento muy novedoso, que consistiría en "sacarle sangre, mezclarla con un colirio y volverla a inyectar para que vaya directamente a la vena". El torero tendrá que volver a Oviedo dentro de dos meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios