Final por coronavirus

¿Cómo ha solucionado 'The Blacklist' las escenas finales que no podía rodar?

  • La serie de NBC estrena en Movistar + el último capítulo de la séptima temporada y ha debido recurrir al cómic

Reddington, James Spader, convertido en dibujo animado Reddington, James Spader, convertido en dibujo animado

Reddington, James Spader, convertido en dibujo animado / NBC

La serie de la NBC The Blacklist (en Movistar +, Netflix y en Cuatro, en abierto) se encontraba rodando el episodio 19 de su séptima temporada cuando el coronavirus cerró todo Nueva York, pero el equipo de la ficción tuvo una idea para completar las escenas que faltaban: Transformarlas en dibujos de cómic animados.

“Al principio pensamos que suponía el fin de la temporada”, admitieron los productores Jon Bokenkamp y John Eisendrath ante el parón que la pandemia ha condenado a los rodajes.

Pero pronto repararon en que la animación es el único formato que ha podido continuar con el trabajo y decidieron completar con dibujos los 20 minutos que quedaban del episodio que llega este fin de semana a las pantallas, también a España.

Liz, de 'The Blacklist', en animación para cerrar la séptima temporada Liz, de 'The Blacklist', en animación para cerrar la séptima temporada

Liz, de 'The Blacklist', en animación para cerrar la séptima temporada / NBC

El thriller de acción protagonizado por James Spader y Megan Boone, que arrancó temporada en octubre, se convierte, de esta manera, en una de las pocas producciones que han podido superar los obstáculos de la pandemia, aunque con medidas ingeniosas. “La serie es como una novela gráfica, entonces decidimos que sería algo natural porque ya contaba con ese tono”, detalla Eisendrath.

The Blacklist narra la colaboración del excriminal Raymond Reddington con el FBI para limpiar la ciudad de crimen, aunque sus intenciones no son lo que parecen.

La medida ha permitido pausar la trama, cuya séptima temporada consta de esos 19 episodios y no los 21 previstos, aunque tiene en camino una octava que volverá a rodarse con los actores cuando sea posible.

"No sabíamos nada de animación", comenta la productora, con cuyo equipo se inspiraron en los cómics de Batman. “Teníamos una secuencia en la que dos personajes, Red y Liz, se reúnen en una habitación, pero al ser dibujos animados pudimos hacer que caminaran por la Explanada Nacional de Washington con el Capitolio de fondo, algo que en los estudios no podríamos”.

Cada actor ha doblado a su dibujo aunque ha sido más engorroso de lo esperado. Todos han quedado satisfecho con la versión animada, mientras los guionistas escriben los siguientes capítulos de una nueva temporada cuya grabación aún tendrá que esperar.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios