TV-Comunicación

"El paso de la serie a 'late night' fue para todos una sorpresa ingrata"

  • El actor se muestra satisfecho de su participación en 'Homicidios' y asegura que la intención de Telecinco es mantenerla en la parrilla con una segunda temporada

Comentarios 5

Lleva casi una década ligado a la televisión, donde ha trabajado en series de éxito como Hospital Central o Mis adorables vecinos. Ahora se pone el chaleco antibalas para acompañar a Eduardo Noriega en Homicidios, la serie de intriga policial que emite Telecinco los lunes, una ficción en la que muestra su lado más introvertido.

-Su personaje es un policía obsesionado con la disciplina y con dificultad en las relaciones sociales. ¿Cuesta trabajo meterse en la piel de un personaje tan hermético?

-Ni mucho menos. El único esfuerzo que supone es estudiar a fondo el personaje, ver sus objetivos y aplicar la técnica de interpretación que más te guste.

-¿Y para las escenas de acción, ha tenido que prepararse de alguna forma?

- En cierto modo sí. Soy una persona que hace mucho deporte, lo que me favorece. Lo que la gente no sabe es que para rodar una secuencia de acción te tienes que pasar una mañana entera corriendo. Y con la dificultad añadida que la serie se ha rodado casi entera en verano y no sabes el calor que dan los chalecos antibalas...

-¿Cuáles son los principales atractivos que presenta para usted la serie?

-Son muchos. El primero, la gran apuesta que se hace por un formato que hacía tiempo que no se abordaba, es un psicothriller policial que habla de las circunstancias de un asesino en serie. Además, su fotografía impecable, que la sitúa a la misma altura que una película, y su gran reparto, encabezado por Eduardo Noriega, una persona que se ha decidido a adentrarse en el mundo de la televisión tras tener a sus espaldas más de 30 películas.

-Homicidios cuenta con el respaldo de la crítica por sus guiones, sus protagonistas y sus elementos técnicos, en cambio duró poco en la franja de prime time. ¿Dónde está el fallo?

-Si lo supiera tendría la piedra filosofal. Se trata de una decisión de la cadena, que hace sus números y actúa en consecuencia. La cadena tendrá sus razones que al resto se nos escapa de las manos.

-En cambio Telecinco argumentó que en la franja de late night la serie podría encontrar más seguidores que en prime time.

-Es difícil fidelizar al público terminando a la una y media de la mañana. Aun así, la serie está teniendo una media de 1.300.000 espectadores, una cifra nada despreciable. La gente me dice que se levanta con ojeras por seguirnos y eso vale tanto como que me vean cinco millones de espectadores.

-¿Cómo vieron el cambio de horario los actores? ¿Lo entendieron?

-Cuando nos enteramos del cambio, el rodaje acababa de finalizar, pero para todos fue una sorpresa ingrata. Y es que en los dos primeros capítulos fuimos líderes de la noche y, al coincidir con el estreno de Gran Hotel, se retrasó el horario de inicio, lo que hizo que nos diéramos el batacazo. Cedimos la hora y el número de espectadores a la otra cadena que nos tenía que robar el público. Es como si Alonso dejase pasar a Hamilton en la última curva.

-¿No teme que ese cambio de hora y de día pueda ser el paso previo a la cancelación de la serie?

-Es verdad que es eso lo que suele pasar. Pero a nosotros la cadena nos transmite tranquilidad. Telecinco asegura que le gusta mucho la serie y que apuesta por ella, incluso defiende que, si sólo dependiera de ellos, tendría continuidad. Aunque sé que eso es algo que depende de muchos factores, así que hasta que no lo vea en firme, no me creo nada.

-Por último, ¿cuáles son sus próximos proyectos?

-Desde que finalizó la grabación de Homicidios estoy dando rienda suelta a mi verdadera pasión, el teatro. Estoy montando una obra de Xavier Durringer, La noche al Revés, que esperemos que llegue a los escenarios en 2012.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios