TV-Comunicación

Lo macabro llega esta noche a su fin

  • La serie francesa 'Los desenterrados de Le Tréport' acaba con triple entrega en Cuatro

Ha sido uno de los fenómenos televisivos en Francia, con más de seis millones de espectadores, y se ha vendido a más de 25 países, entre ellos el nuestro. Los desenterrados de Le Tréport (Les témoins en francés, que se traduce como Los testigos) llega a su desenlace esta noche en Cuatro con la emisión de los últimos tres capítulos. La cadena de Mediaset estrenó los tres primeros la noche del lunes, y hoy ofrece el desenlace de esta ficción de misterio macabro a modo de especial coincidiendo con Halloween.

Este drama policial de seis entregas en total, protagonizado por Marie Dompnier (Diplomacia) y Thierry Lhermitte (La cena de los idiotas), arrancó ayer con un extraño suceso que conmocionó a los habitantes de Le Tréport, una ciudad costera en Normandía: alguien profana tumbas en diversos cementerios de la zona y coloca los cadáveres cuidadosamente, de tres en tres, durante un extraño ritual en pisos piloto de las nuevas promociones inmobiliarias que se están construyendo en la zona.

"Lo que más atrae de esta serie es el misterio. Cuando me llegó el guión no pude parar de leerlo hasta la última página", confiesa el protagonista, quien destaca de esta producción su trama "diferente" a lo que están acostumbrados a ver los espectadores debido a sus "inesperados" giros argumentales. El caso, por el hecho de la profanación de tumbas, viene que ni pintado a la fiesta de Halloween que se vivió anoche.

La investigación corre a cargo de la policía Sandra Winckler (Marie Dompnier) que reclamará la ayuda de Paul Maisonneuve, un detective jubilado al que da vida el reputado Thierry Lhermitte. Lhermitte, actor con más de 40 años de carrera adornados por un premio César (los Goya franceses) y reconocido por sus papeles cómicos, es el encargado de encarnar a este detective "solitario y silencioso" que, en contraposición a lo que está acostumbrado a interpretar, es "un tipo poco agradable".

"Me atrajo el papel de inmediato. Es un poli taciturno, severo y roto por la muerte de su mujer. Poco a poco se volverá más humano. El rodaje fue duro, en invierno, pero a pesar del frío lo pasamos muy bien. Además, he tenido unos compañeros fantásticos, empezando por Marie, una actriz de teatro que se estrenaba en su primera serie como protagonista", comenta el intérprete galo. "Él me ayudó mucho. Thierry es un caballero y muy generoso", añade su compañera de reparto, quien se tomó este papel como un reto: "Entrené con un policía y vi The Killing y Homeland por recomendación de los creadores, Hervé Hadmar y Marc Herpoux. La actriz Claire Danes me inspiró mucho".

La ficción nórdica se ha convertido en un gran referente tanto en argumento como en la estética. "La idea surgió cuando visité este pueblo con mi mujer y pensé en hacer un The Killing a la francesa. El pueblo es un personaje más", asegura Hervé Hadmar. Con siete millones de presupuesto, la grabación se llevó a cabo también en la región de Nord-Pas de Calais, Dunquerque, Douai y el cementerio de Mons en Pévèle. El misterio se resuelve en el sexto y último capítulo, por lo que la segunda temporada ya firmada empezará con nuevos crímenes y con la isla del monte Saint Michel de escenario.

Los desenterrados de Le Tréport se estrenó en Francia ante más de seis millones de espectadores, el mejor estreno de una serie francesa en el canal público France 2 del último lustro. Creada y dirigida por Hervé Hadmar y Marc Herpoux (Les Oubliées), ya se ha podido ver en más de 25 países, incluido Estados Unidos a través de la plataforma Netflix y Channel 4 en Reino Unido. El éxito global, dicen, se debe a sus inesperados giros de guión pero también a la cuidada fotografía y a los parajes naturales que sirvieron de escenario, al estilo de True Detective.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios