TV-Comunicación

Los intérpretes de signos de Canal Sur van a la huelga

  • Los trabajadores que aparecen tienen un sueldo mensual de entre 548 y 730 euros.

Los nueve intérpretes de lengua de signos de Canal Sur Televisión (aparecen en la señal del que fuera segundo canal) inician mañana una huelga indefinida tras no alcanzarse un acuerdo en el organismo de resolución de conflictos laborales, el SERCLA. Desde este viernes no aparecerán en pantalla los intérpretes, en un servicio subcontratado por la RTVA con la empresa Seprotec. Los intérpretes protestan por los cambios en las condiciones de trabajo, con reducción de salarios y ampliación de horarios hasta un 33% del tiempo en directo. Las nóminas mensuales anteriormente oscilaban entre 1.200 y 900 euros brutos y ahora han pasado a ser de 730 a 548 euros. Desde la empresa se reconoce que no tienen capacidad para resolver el conflicto y el sindicato que convoca el paro, CCOO, lamenta que desde la empresa y desde Canal Sur no se han hallado fórmulas para mejorar las condiciones de los intérpretes. Desde CCOO se ha recordado que la RTVA ha obtenido diversos premios por el tratamiento dado a la comunidad sorda andaluza con este canal de televisión y sin embargo se han empeorado las condiciones de trabajo de quienes hacen el empeño posible.

Por otro lado el Consejo Audiovisual de Andalucía ha advertido a la cadena autonómica que tiene la obligación de avisar a la audiencia cuando en sus noticiarios vaya a emitir imágenes muy cruentas e inapropiadas para los menores de edad en horario protegido. Este apercibimiento se produce tras la recepción de una queja en la Oficina de Defensa de la Audiencia por la difusión, el 26 de septiembre, por unas imágenes de gran crudeza en el Noticias 1 sobre la intervención quirúrgica a una recién nacida afectada por metralla en la cabeza estando en el vientre materno, víctima de la guerra en Siria. La noticia, de 37 segundos, fue emitida al filo de las tres de la tarde sin mediar aviso, con planos detalle que han sido considerados más como elementos de morbo que con fines informativos. El Consejo detecta que Canal Sur ofreció el día antes la misma noticia sin las imágenes de la denuncia. El organismo de control recuerda a la RTVA que su propio Libro de Estilo dedica un capítulo al tratamiento informativo de asuntos comprometidos, en donde se advierte de que para evitar el morbo, la noticia debe "ceñirse a la información estricta sin abusar de adjetivos o imágenes truculentas". A su vez dicho código profesional señala que avisar a la audiencia de imágenes truculentas termina siendo un motivo más de morbo, por lo que se recomienda eliminar todo instante incómodo gratuito.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios