EUROVISIÓN

'Tu canción' se atrasa

  • Con todas las 43 canciones de Lisboa en liza, Israel se desmarca con un ritmo pop muy pegadizo

  • El tema español pierde bazas en las casas de apuestas

Los eurovisivos Amaia y Alfred en plena firma multitudinaria en Madrid para los fans de 'Tu canción'. Los eurovisivos Amaia y Alfred en plena firma multitudinaria en Madrid para los fans de 'Tu canción'.

Los eurovisivos Amaia y Alfred en plena firma multitudinaria en Madrid para los fans de 'Tu canción'. / efe

Ya están las 43 canciones que sonarán en mayo en Lisboa. Eurovisión 2018 entra en cuenta atrás con todos los temas elegidos (la última en decidirse fue Georgia), con mucho pop, sones que suenan demasiado a otras cosas y con la aspirante española, Tu canción, la balada de Almaia, perdiendo fuerza en estos días y tendiendo a bajar del Top Ten (es decir, la misma canción de todos los años por parte española, como sucedió con Pastora Soler o Ruth Lorenzo). Toca remontar y seguir dando a conocer la historia y la calidad de Alfred y Amaia.

Por delante se ha colado Noruega ya que Alexander Rybak, el violonista de origen ruso que ganó en 2009, regresa al festival. Holanda (de nuevo con un tema country, qué cansinos), Bélgica o Suecia también se han puesto por delante de España según las casas de apuestas. Pase lo que pase en estas semanas previas lo seguro es que ya hay una favorita destacada: Netta Barzilai, una Meghan Trainor israelí, de porte nipón, que ha llamado la atención con Toy, un tema pop muy marcado, con síncopes onomatopéyicas. Casi en las antípodas de la edulcorada canción española. Entre las diez favoritas la más melancólica es Tu canción, heredera de Amar pelos dois, aunque tenemos a una estonia que canta en italiano, la lírica Elina Nechayeva, que con Forza se ha colocado entre las tres primeras. La lista para Lisboa está completa y sólo Portugal tiene sitio fijo para la final del 12 de mayo en el Altice Arena: el octavo lugar de intervención para Claudia Pascoal. El resto de la final lo designará la organización según el mejor ritmo posible de la gala. Es decir, Almaia probablemente irá emparedada entre ritmos marchosos.

Sobre idiomas, el inglés sigue siendo la lengua de la mayoría absoluta festivalera aunque la pasada victoria portuguesa ha animado a más países a lucir en su acento nacional. Junto a históricas como España y Francia que vuelven a cantar en sus idiomas Italia se mantiene fiel a sí misma (con la mencionada competencia estonia), y Hungría, Grecia, Armenia, Portugal, Montenegro (en serbio) y Serbia cantarán en sus lenguas nacionales. Chipre lleva un tema con título en español, Fuego, pero el resto de la letra de la helena Elenia Foureira es en inglés. Entre las propuestas más implicadas, la de Irlanda, con un romance gay, Together, llamada a subir enteros entre los eurofans.

El gallo de Manel Navarro parece por fin superado, aunque el videoclip de Alfred y Amaia ha decepcionado a muchos y de ahí la pérdida de sitio frente a aspirantes que se han proclamado a última hora. Junto a Israel y Estonia el favorito es un chico de impostura adolescente llegado desde Chequia, Mikolas Josef. Almaia lo va a tener difícil ¿quién dijo lo contrario?

Chequia. Mikolas Josef. 'Lie to me' Este es un tema machacón de esos que también van dirigidos a la línea de flotación del público eurovisivo más complaciente. El representante checo es un joven cantante de aires adolescentes que se dirige a su generación continental para ser votado. Este Miénteme centroeuropeo tiene ribetes de hip hp y sones funkys que rescatan esencias noventeras para los tiempos actuales, muy en la línea de los grupos pop que han triunfado entre los millennials

Bulgaria. Equinox. 'Bones'La canción búlgara estaba entre las grandes favoritas mucho antes de que se anunciase oficialmente. La televisión pública de Bulgaria ha creado algo así como una selección nacional de músicos para formar un grupo creado para hacer un buen papel en Bulgaria. Se ha conformado un tema de estilo sinfónico, con impostura pretenciosa, que en el fondo no aporta nada nuevo. Estamos ya ante esa canción sobrevalorada que se colocará en buen lugar sin gran explicación

Suecia. Benjamin Ingrosso. 'Dance...' El tema sueco elegido en el Melodifestivalen siempre termina calando entre los espectadores eurovisivos. Aunque no está entre los tres primeros, el sonriente sueco, hijo de padres bailarines y compositores, terminará dando guerra a última hora. Dance you off es un tema pop pegadizo que va al grano. Como el noruego Alexander Rybak y su That's how you write a song, que parece clonado de Rick Astley. Holanda cierra la lista de grandes favoritos con Waylon y el country Otlaw in'em

Estonia. Elina Ne-chayeva. 'La Forza'Es todo poderío lírico, una oda a cargo de esta soprano báltica que con inspiración de ópera interpreta su tema en italiano. Una aspiración delicatessen y melómana con sones místicos, grandilocuentes, que serán un contrapunto en la cita eurovisiva. Por supuesto que en esta intención hay ganas de emular a Conchita Wurst y a la ganadora ucraniana de 2016, Jamala, con una puesta en escena que por ahora se parece bastante a aquella reivindicativa tártara

Australia. Jessica Mauboy. 'We Got...'La representación más exótica no deja indiferente a la audiencia trayendo desde la otra punta del mapa ese tema parecido a cualquier otro de las playlists de éxitos anglosajones. We Got Love suena a Taylor Swift, a Rihanna. A pop 'académico' fabricado en el laboratorio de una discográfica. Mauboy sabe a estudio estadounidense y no sorprende, la verdad. Suena bien pero ya hay que pedirle a los australianos alguna intención de innovar, aunque con su rutina ganarán un año de éstos

Israel. Netta Barzilai. 'Toy'La cantante israelí se ha convertido en la gran favorita de Eurovisión 2018. Las apuestas señalan a Israel como el rival a batir, y con bastante diferencia. Toy es un tema pop en inglés muy pegadizo que arranca con onomatopeyas de la generosa intérprete, que recuerda el estilo y estética de Meghan Trainor. Buen humor y gorgoritos maquineros sin complejos para una canción que tiene segura ya una porción de noches en las discotecas con vistas al Mediterráneo

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios