CIBERDELINCUENCIA

Mayores en riesgo: del timo de la estampita al 'phishing'

  • Con el aumento de usuarios de internet mayores de 65 crecen también los engaños con objeto de retener sus credenciales on line

Cuatro de cada diez mayores se conecta una vez a la semana a internet. Cuatro de cada diez mayores se conecta una vez a la semana a internet.

Cuatro de cada diez mayores se conecta una vez a la semana a internet.

Cuatro de cada diez mayores de 65 años se conecta ya a internet con una frecuencia semanal y los "cacos" de la red lo saben, por lo que han fijado en los "ciberabuelos" uno de sus objetivos. El timo de la estampita ha dado el relevo al phishing.

Precisamente, es el grupo de población más mayor (de entre 55 y 74 años) el que más ha crecido en el último año en cuanto al acceso a internet, en concreto 8,1 puntos porcentuales, según datos del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (ONTSI).

Y a la par que aumentan los internautas, crece la ciberdelincuencia. Lo hace a un ritmo anual del 27 por ciento, como destacan a Efe los responsables del Departamento de Delitos Telemáticos de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, que recuerdan que en este tipo de delincuencia la cifra negra del delito (los que no se denuncian) supera el 50 por ciento.

Tanto los responsables del Departamento de Delitos Telemáticos de la UCO, como Ángel Pablo Avilés, autor del libro Por una Red más segura, guardia civil y experto en ciberdelincuencia, aseguran a Efe que muchas de las víctimas mayores lo son de phishing, es decir, del robo de su identidad o credenciales en internet, lo que permite a los "cacos" de la red acceder a sus servicios bancarios.

Una de las estrategias de los 'cacos' es mandar un SMS haciéndose pasar por el banco

En ocasiones, bien por correo electrónico, por SMS o por WhatsApp reciben un mensaje haciéndose pasar por su banco para decirles que ha habido un problema o que necesitan comprobar su identidad. Les proponen acceder a la supuesta web de su entidad mediante su usuario y contraseña y les capturan las credenciales.

Ya con ellas en su poder, los malos pueden efectuar tranquilamente compras o transferencias de dinero desde la cuenta usurpada a las suyas.

Otro de los problemas que afecta a los mayores es la dificultad que tienen para discernir los sistemas de publicidad on line dadas sus escasas habilidades en la red. Son, además, confiados y caen en las "trampas" de los ciberdelincuentes.

Problemas de malware -virus, troyanos...-, suscripciones a servicios especiales como los SMS Premium, llamadas a números de tarificación especial que terminan con la aportación de sus datos personales, sobre todo los bancarios; descargas de aplicaciones para sus teléfonos móviles o compras on line que están lejos de ser un chollo, son algunos de las nuevas "trampas" en los que caen más los mayores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios