Tecnología

Consejos para combatir la fatiga visual por el uso de pantallas

La fatiga visual se puede evitar disminuyendo el tiempo que pasamos delate de dispositivos con pantallas. La fatiga visual se puede evitar disminuyendo el tiempo que pasamos delate de dispositivos con pantallas.

La fatiga visual se puede evitar disminuyendo el tiempo que pasamos delate de dispositivos con pantallas.

Durante el confinamiento obligatorio debido a la crisis sanitaria por coronavirus, según los expertos, hemos pasado más horas de lo debido delante de las pantallas. Ya sea televisión, ordenador, tabletas o teléfonos móviles, el tiempo que le hemos dedicado a estas tecnologías ha aumentado considerablemente, bien por necesidad (teletrabajo) o bien por ocio (¿quién no se merece una buena película o serie en Netflix para rebajar la ansiedad ¿verdad?).

La tecnología es necesaria, claro está, pero hay que tratar de encontrar un equilibrio que nos pueda evitar, entre otras consecuencias corporales, la fatiga visual, el picor en los ojos o el envejecimiento prematuro de la retina y del cristalino. A continuación, algunos consejos.

Ayuda inteligente

Si contamos con un asistente inteligente -ya sea de Google o de Apple- ¿por qué no usarlo? Podemos usar nuestra voz para pedir ayuda, enviar un mensaje de texto, configurar una alarma, obtener respuestas satisfactorias a según qué preguntas y muchas más acciones.

También podemos crear rutinas personalizadas o preparadas para activar varias acciones con un solo comando. Así, por ejemplo, explican los expertos, utilizando estos asistentes adecuadamente, pueden encender las luces de nuestra casa, encender la cafetera, leer nuestra agenda o reproducir las noticias de nuestro interés. De una manera fácil y automática, evitamos estar pendientes de nuestro móvil.

Actividad física

Tendremos que atender llamadas y videollamadas, claro está. Eso ya forma parte de nuestra vida laboral, pero podemos intentar alejarnos de la pantalla y añadir actividad física a nuestra vida. Podemos salir a correr, en bicicleta o caminar durante una reunión telefónica, hay muchas maneras de aumentar el movimiento. Si tenemos hijos, incluso podemos realizar ejercicio con ellos. 

También podemos usar aplicaciones, como Google Fit, para realizar un seguimiento a nuestro corazón y nos pueden ayudar a cumplir con las recomendaciones de actividad física diaria de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 10.000 pasos diarios (unos  7 kilómetros). Cualquier ejercicio moderado tiene enormes beneficios para la salud, incluida la mejora de la salud mental y puede ayudarnos a dormir mejor.

Racionalizar su uso

Si tenemos hijos, es aconsejable conversar con ellos sobre el contenido que cada uno prefiere ver en los dispositivos y trabajar, también con ellos, para planificar un horario para jugar e interactuar con los mismos. ¿El contenido se alinea con los valores de su familia? ¿La experiencia afecta el comportamiento de los más pequeños y les ayuda a relajarse o a prosperar en su aprendizaje? Si la respuesta es no, deberemos considerar alternativas y discutir su uso.

Separar trabajo de ocio

La segmentación definida del tiempo de trabajo y el tiempo de asueto nos proporciona bienestar. Desactivar las notificaciones y poner el portátil fuera de la vista hace que disminuya la tendencia a consultar el correo electrónico del trabajo o participar en una videollamada en el último minuto. Cuando llegue el momento de volver al trabajo, podemos tomarnos unos minutos para pensar en nuestros objetivos antes de comenzar y utilizar nuestros dispositivos únicamente si es necesario.

Sin luces para el descanso

La luz de una tableta o un móvil, por ejemplo, puede tener un impacto negativo en nuestros ciclos naturales de sueño al retrasar la liberación de melatonina y aumentar nuestro estado de alerta. Así que, guardar todas las pantallas antes de acostarnos ayudará a toda la familia a conciliar el sueño más fácilmente y a dormir mejor. Según los expertos, si, al menos, una media hora antes de acostarnos dejamos de interaccionar con cualquier tipo de pantalla podremos relajarnos más y la calidad de nuestro sueño será mejor. Podemos leer un libro, escuchar la radio o cualquier actividad que aminore nuestro ritmo vital y evite involucrarnos con una pantalla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios