Universidad de Sevilla Un proyecto universitario para salvar los bosques de gorgonias en la isla de Tarifa

  • Las gorgonias tienen un alto valor ecológico y económico, y la presencia del alga invasora junto a otros factores han provocado su disminución en los últimos años

Una de las especies de gorgonia presentes en el Parque Natural del Estrecho: la 'Eunicella labiata'.

Una de las especies de gorgonia presentes en el Parque Natural del Estrecho: la 'Eunicella labiata'. / US

Los bosques de gorgonias presentes en el espacio protegido del Parque Natural del Estrecho tienen un alto valor ecológico y económico para las poblaciones humanas próximas. Gracias a su configuración tridimensional crean áreas de cría y alevinaje para numerosas especies asociadas y representan un aliciente para el turismo deportivo responsable (como el buceo). En el Parque Natural del Estrecho se pueden encontrar varias especies de gorgonias, comunes en los fondos rocosos de entre 10 y 50 metros de profundidad, como Eunicella singularis, Eunicella labiata, Eunicella gazella y Leptogorgia sarmentosa entre otras.

Actualmente, los bosques de gorgonias han sufrido una gran regresión en el entorno de la Isla de Tarifa. La presencia, cada vez mayor, del alga invasora Rugulopteryx okamurae, junto con el aumento de la temperatura del agua entre otros impactos, amenazan la viabilidad de estas poblaciones, influyendo negativamente a todo el ecosistema, así como a la actividad pesquera local y el buceo recreativo.

Bosques de Gorgonia en la Isla de Tarifa Bosques de Gorgonia en la Isla de Tarifa

Bosques de Gorgonia en la Isla de Tarifa

Por ello, la Universidad de Sevilla, con el apoyo de la Fundación Biodiversidad y del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha puesto en marcha el proyecto Gotares, que pretende implementar medidas de restauración de los bosques de gorgonias en la isla de Tarifa, reforzando las poblaciones existentes gracias al trasplante de fragmentos con donantes de la misma población. Para ello, el proyecto evaluará la distribución actual, la densidad y el estado de conservación del entorno en la actualidad.

Junto con la acción de restauración prevista, se hará también difusión del proyecto a actores locales, como trabajadores y usuarios de los centros de buceos o cofradías de pescadores, con el fin de que conozcan la importancia de conservar y preservar nuestro entorno natural.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios