Turismo

Los hoteleros de Tarifa denuncian a una treintena de alojamientos sospechosos de ser ilegales

  • La Asociación de Alojamientos Turísticos de Tarifa crea un formulario anónimo para denunciar ante la Junta y Hacienda

  • El sector alerta de la imposibilidad de controlar si se siguen las medidas de higiene por el coronavirus en los negocios irregulares

Una vista del casco urbano de Tarifa desde el Castillo de Guzmán el Bueno. Una vista del casco urbano de Tarifa desde el Castillo de Guzmán el Bueno.

Una vista del casco urbano de Tarifa desde el Castillo de Guzmán el Bueno. / Erasmo Fenoy

Cerco a los alojamientos turísticos ilegales en Tarifa. La Asociación de Alojamientos Turísticos de Tarifa (Asatta) ha puesto a disposición de los empresarios y de la población en general un formulario online anónimo para comunicar todos los alojamientos turísticos que no estén regulados en el término municipal. 

Las denuncias recibidas serán trasladadas a la delegación territorial de Turismo en Cádiz para que sean analizadas y denunciadas, si procede. También se denunciará ante Hacienda para tratar de atajar una situación de intrusismo y competencia desleal para el sector. Este es el enlace para denunciar. Hasta el momento ya han denunciado a una treintena de negocios sospechosos.

El colectivo apunta que muchos de estos alojamientos irregulares se anuncian en páginas de centrales de reservas (tipo Booking) aunque no cuentan con los permisos y la autorización necesarios de la administración. Si un negocio es legal o no se puede consultar en el registro oficial de la Junta de Andalucía

"Si antes era necesario denunciar este tipo de negocios ilícitos, ahora con la crisis sanitaria se hace imprescindible. Asatta recuerda que todos los hoteles, hostales, pensiones y demás negocios están trabajando en sus protocolos higiénico-sanitarios, asesorados por sus gestores de prevención de riesgos laborales para prevenir los contagios del Covid-19. Sin embargo, los alojamientos sin ninguna regulación hacen que puedan ser un gran foco de propagación del virus", apunta la entidad.

Asatta lamenta que siga habiendo este tipo de alojamientos ya que afectan no sólo al sector hotelero, sino a toda la población tarifeña. "Por un lado, repercute en la posibilidad de que hoteleros de Tarifa, los cuales pagan sus impuestos y mantienen puestos de trabajos, puedan hacer sostenibles sus negocios durante más meses del año", destacan. 

De igual modo, estos alojamientos no regulados inciden muy negativamente en el sector de la restauración, los comercios y otras empresas ligadas al sector turístico, según el colectivo. "Restaurantes, bares, chiringuitos, tiendas de ropa, escuelas de kite ven la necesidad de incrementar sus plantillas durante el período estival. Sin embargo, se las ven y se las desean para que sus empleados de temporada encuentren un alojamiento digno y asequible. Esto hace que en muchos casos no puedan incrementar el número de empleados y ofrecer así un servicio de máxima calidad a los turistas que nos visitan", justifican.

"Más aún, muchas personas que intentan vivir en Tarifa ven con resignación la imposibilidad de alquilar a un precio razonable y durante todos los meses del año. Un gran número de arrendadores limitan el alquiler mensual a sólo nueve meses o menos, ya que los otros restantes son usados para alquilar por días a turistas. Esto además de ser totalmente ilegal, repercute en el desarrollo socio-económico de Tarifa ya que imposibilita una estabilidad a los vecinos de Tarifa", destaca Asatta.

La asociación anima tanto al empresariado de todos los sectores afectados y a la población en general a comunicar la existencia de los alojamientos ilegales "que en nada benefician a Tarifa". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios