Ruta del Ibérico en Tarifa

Un puente para chuparse los dedos

  • Los bares de Tarifa ofrecen hasta el domingo 32 tapas especiales con el cerdo ibérico como protagonista

  • Un jurado y el público elegirán las mejores creaciones

Un grupo degusta una de las tapas de la Ruta del Ibérico de Tarifa, este viernes. Un grupo degusta una de las tapas de la Ruta del Ibérico de Tarifa, este viernes.

Un grupo degusta una de las tapas de la Ruta del Ibérico de Tarifa, este viernes. / Jorge del Águila

Del campo al plato, sazonado con imaginación y cariño. El cerdo ibérico es el protagonista gastronómico del puente de la Constitución y la Inmaculada en Tarifa con la celebración de la sexta Ruta del Ibérico, en la que 32 bares de la localidad ofrecen creaciones basadas en este exquisito producto.

La iniciativa, plenamente consolidada con el paso de los años al igual que sucede con la Ruta del Atún de primavera, atrae a los vecinos y visitantes hasta las terrazas de los bares para descubrir propuestas de todo tipo. Desde el guiso tradicional a la cocina fusión que evoca a los makis japoneses. Tampoco faltan los trampantojos que convierten lingotes de cerdo en tabletas de turrón o carne picada en sugerentes copas de postre que recuerdan a la archiconocida tarta de tres chocolates con la que se promociona un robot de cocina. Cada una de estas exquisiteces pueden degustarse a tres euros, incluyendo bebida.

El público respondió al mediodía de este viernes aunque todo apunta a que el sábado y el domingo serán días aún más intensos, cuando también desembarquen en Tarifa muchos turistas dispuestos a desconectar en la localidad del viento.

El jurado para esta edición de la Ruta del Ibérico está formado por Cándido Wices Martín, profesional del mundo del cerdo ibérico; Carlos Goicoechea, profesor de cocina y pastelería y el responsable del blog gastronómico gaditano Blogueras del cuarto y mitad. Concederán tres premios a las mejores tapas, así como un cuarto premio concedido con criterio profesional llamado Premio Sabor.

Además, como es habitual en este tipo de eventos gastronómicos, el público puede votar por su mejor tapa entregando las cartillas selladas en buzones estratégicamente colocados en el centro de Tarifa, en este caso para fallar el Premio Simpatía.

La sexta edición aspira a superar las casi 14.000 tapas servidas el año pasado. Las previsiones meteorológicas apuntan a buen tiempo durante todo lo que resta de fin de semana, por lo que el reto es plenamente alcanzable. Más aún este año en el que hay siete bares más que en 2017.

Para caldear el ambiente, el sábado la clave será la música del coro Son de Luz y su zambomba navideña. Estarán a partir de las 12:30 en la plazoleta de San Hiscio con villancicos aflamencados y barra con degustaciones que incluyen merienda de pestiños y chocolate. Se espera también al grupo ¡Ay que gustito! por las calles. Tras las tapas, muchos prolongan la sobremesa aprovechando también para saldar algunas de las citas prenavideñas con amigos, familiares o compañeros de trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios