Sociedad

El Ayuntamiento de Tarifa retira por seguridad los trapecios de la escuela de circo

  • La asociación Circo Volátil lamenta la falta de alternativas ante el cese de su principal actividad formativa en un pabellón deportivo municipal

  • "Se ha emitido un informe que desaconseja la actividad. No podemos mirar para otro lado", replica el concejal Francisco Araujo

Un alumno de la escuela de circo de Tarifa practica sobre un trapecio. Un alumno de la escuela de circo de Tarifa practica sobre un trapecio.

Un alumno de la escuela de circo de Tarifa practica sobre un trapecio. / Andrés Carrasco

La asociación Circo Volátil de Tarifa ha mostrado su malestar por la retirada de los trapecios y cuerdas con las que el colectivo enseñaba técnicas circenses a más de 80 jóvenes de la localidad en el polideportivo municipal de La Raqueta. El Ayuntamiento tarifeño ha defendido la medida por seguridad, mientras que la entidad lamenta la falta de alternativas para continuar con su principal actividad. 

El colectivo ha explicado que desde la semana del 20 de enero la escuela se ha visto obligada a cesar la enseñanza con elementos aéreos (trapecios y cuerdas) por la decisión de la concejalía de Deportes, que titula Francisco Araujo. La concejalía ha prohibido el uso de las cuerdas y telas que estaban amarradas a una de las vigas transversales del techo del pabellón. 

Circo Volátil asegura que la decisión se ha tomado con una mera inspección ocular de los amarres de las cuerdas efectuada por un arquitecto, sin dar opción a que la entidad pagara un estudio independiente para evaluar la seguridad de la estructura. El grupo y los alumnos prevén recoger firmas y evidenciar el problema durante la celebración de los carnavales. 

"Detrás de Circo Volátil está la mayor escuela de circo de todo Cádiz. Una escuela reconocida por la Federación Española de Escuelas de Circo Socio-Educativo y que además da empleo a profesores e imparte clases en los municipios de Tarifa, Conil y Jimena", ha subrayado la entidad, quien detalla que colabora con el Ayuntamiento y la ciudadanía con talleres en los colegios, espectáculos en el Teatro Alameda y otras actividades culturales.

"Lo que verdaderamente ha causado incredulidad y frustración a esta gran familia del Circo Volátil no es el cese de sus entrenamientos aéreos, ya que entendemos que la decisión ha sido tomada por la seguridad de todos. No llegamos a comprender la falta de respuesta oficial a todos los escritos que se han presentado en la Concejalía de Deportes y la evidente falta de interés de su concejal por participar en el encuentro de soluciones a este contratiempo", han apuntado. La entidad sostiene que no tiene fondos para alquilar un local propio. 

El concejal de Deportes, Francisco Araujo, ha insistido en que no había ningún documento técnico que avalase el amarre de las cuerdas y el trapecio en la viga del pabellón. "Se ha emitido un informe que desaconseja la actividad. No podemos mirar para otro lado. Es una cuestión de seguridad que no solo afecta a los alumnos del circo. Varios opositores para los Bomberos también querían una cuerda similar y se les ha negado", especifica Araujo. El resto de actividades de Circo Volátil "pueden seguir sin problemas".

El edil ha explicado que el Ayuntamiento tiene previsto habilitar una sala polivalente en el pabellón de la piscina cubierta. "Queremos tenerla lista este año, pero no me aventuro en plazos, para que el Circo Volátil pueda desarrollar su actividad aérea con dos o tres anclajes seguros", ha concluido Araujo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios