Víctimas del terrorismo

Homenajes a las víctimas de los atentados de Barcelona y Cambrils

Una ofrenda de claveles blancos y un minuto de silencio, sólo interrumpido por la interpretación de 'El Cant dels Ocells', han servido para honrar a las 16 víctimas mortales del 17-A en el segundo aniversario de los atentados yihadistas de Barcelona y Cambrils. El acto careció de discursos y de simbología política por expreso deseo de los familiares de fallecidos y heridos fruto de la barbarie yihadista. Un grupo de asistentes sostuvo durante la breve ceremonia una pancarta con el lema "El Islam condena tajantemente el asesinato de personas inocentes", así como carteles como "Amor para todos, odio para nadie". La Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (ACVOT) se desmarca del ato institucional por considerarlo un homenaje "más bien político" y honró a las víctimas con flores y con un discurso en el que rechazaron su situación de "condena a la indefensión".